Escucha esta nota aquí

El Festival de Cine de Tribeca rindió un homenaje a la película El Padrino, por el 45 aniversario de su estreno, con un coloquio en el que participaron su director, Francis Ford Coppola, y sus protagonistas, Al Pacino, Robert De Niro, James Caan, Robert Duvall, Talia Shire y Diane Keaton.

Coppola y el elenco de afamados actores recordaron durante más de una hora las numerosas dificultades por las que tuvieron que pasar para completar la que está considerada como una de las mejores películas de la historia, y que lanzó al estrellato a algunos de sus protagonistas.

El director narró con detalle sus enfrentamientos continuos con el estudio que financió la película, Paramount, que no estaba de acuerdo con la participación de Marlon Brando, que interpretó el papel de Vito Corleone, ni con la de Al Pacino como Michael Corleone.

"En un momento dado el estudio me llegó a decir que no volviera a mencionar el nombre de Marlon Brando", afirmó Coppola en el coloquio, celebrado después de la proyección de El Padrino y El Padrino II en el mítico Radio City Music Hall de Nueva York.

Sin embargo, Coppola siguió insistiendo en su elección de Brando como actor protagonista pese a las amenazas de despido que recibió por parte de Paramount, así como con la de Al Pacino, hasta entonces un intérprete poco conocido que se había dedicado en buena parte al teatro.

"Hubo mucha controversia con la elección de los actores", aseveró Coppola, que contó que a los ejecutivos de la productora de cine no les gustaba Brando porque no tenía una buena dicción y no se entendía su diálogo, mientras que Pacino les pareció un actor poco conocido que no estaba a la altura de las circunstancias.

Pacino también era muy consciente, durante el rodaje de la cinta, de que su elección no había caído bien a los ejecutivos de Paramount ni a mucha de la gente que trabajó en la película.

"La verdad es que nunca es agradable estar en un sitio en el que no se te quiere", dijo el actor, que contó cómo oía al personal contratado hablar mal de él o reírse de forma constante durante la grabación de la primera parte de El Padrino.

Pacino tampoco estaba muy convencido inicialmente de querer interpretar el papel de Michael Corleone cuando Coppola se lo ofreció.

"Pensé que (Coppola) estaba completamente loco. Le dije que lo pensaría, pero enseguida pensé que no era un buen papel para mí", dijo Pacino, al que sin embargo más tarde Coppola consiguió convencer con su insistencia.

"Cuando un director te quiere para un papel, es una gran suerte. Es entonces cuando el director también te empieza a gustar a ti. (...) Él quería tanto trabajar conmigo que empecé a pensar que quizá sí que podía hacer el papel", aseguró Pacino.

Coppola asimismo se tuvo que enfrentar a Paramount por su elección para el papel de Connie Corleone, que tampoco convencía puesto que la actriz que había elegido era su hermana, Talia Shire, y por la fotografía seleccionada para el filme, considerada demasiado oscura.

Comentarios