Escucha esta nota aquí

Frank Underwood (Kevin Spacey) y todo su maquiavélico cerebrito están de vuelta. Hoy (martes) el servicio de Netflix subió los episodios de la quinta entrega de House of Cards y todos los seguidores están expectantes de lo que esta vez pueda ofrecer la serie ganadora de seis premios Emmy.

Resulta que todas las fichas se moverán a lo largo de esta esperada temporada en la que se esperan más estrategias comandadas por Frank y apoyadas por su señora Claire (Robin Wright). ¿Qué sucederá esta vez? Es lo que se preguntan los tuiteros, falta saber si la respuesta se encontrará en el capítulo 13.  

La serie creada por Beau Willimon se ha caracterizado por estar a la vanguardia política, pues retoman temas como el espionaje informático, la guerra contra el terrorismo, el sofisticado equipo de guerra que posee la potencia mundial y el papel de los medios de comunicación en la política. 

Frank y Claire se ubican en el centro del poder político norteamericano, pero como las elecciones permiten un único candidato a la presidencia, tendrán que dirimir si se convierten en aliados o se destruyen mutuamente. Porque es sabido: para ellos, todo vale. Y sin dudas ahí está el gran atractivo de la ficción que evidencia el lado más oscuro de la Casa Blanca.

Comentarios