Escucha esta nota aquí

El director español Carlos Saura se mostró ayer en contra de que las películas puedan verse a través de un teléfono móvil, una práctica que calificó de “un insulto” al cine, durante su visita al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (oeste de México).

“Uno de los grandes problemas que tenemos es que he visto que con un (teléfono) celular ven una película, me parece un insulto; otro insulto es que corten las películas con publicidad, es una catástrofe”, expresó en conferencia de prensa.

Saura (Huesca, 1932) es una de las figuras estelares del festival en el que se proyectará por primera ocasión su película El rey de todo el mundo que muestra el folclor de este país y que fue rodada casi en su totalidad en México.

El realizador habló fuerte al considerar que la propuesta estética y los detalles de producción que son planeados por meses para una película se pierden cuando esta es proyectada en una pantalla chica, como es el caso de su más reciente filme que contó con la colaboración del cinefotógrafo italiano Vittorio Storaro.

“Las películas no están hechas para verse en esas pantallas, tienen que verse grandes”, expuso.

Comentarios