Escucha esta nota aquí

Muchos la estaban esperando. Se empezó a filmar en 2001, pero por diversos motivos se postergó, y cuando iban a reiniciar la producción llegó la pandemia que también obligó a suspender el rodaje. Hasta que el año pasado se concluyó, se mostró en exhibiciones privadas. Muchos de los que la vieron dijeron que era fantástica. Se trata del filme Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos, producida por Marvel Studios.

Desde que se anunció que la película estaba lista para ser exhibida en los cines causó expectativa por varios motivos. Simu Liu es canadiense-chino. Trabaja en el cine desde hace varios años. La gente empezó a quererlo y sus redes sociales se llenaron de buenos mensajes.

La historia que cuenta el filme, es diferente a lo que se había visto antes en el cine de superhéroes. Y la producción hace gala de avanzada tecnología, sin perder la esencia de que se trata de una obra de cine comercial.

Marvel Studios disparó toda su artillería en esta cinta, no solo en la parte técnica, sino al contratar actores de primera línea, porque al final es a ellos a quienes el público ve y con quienes se llegan a identificar. Acompañan a Simu Liu en la actuación Awkwafina, Menger Zhang, Fala Chen, Florian Munteanu, Benectic Wong, Michelle Yeoh, Tony Leung y la grata aparición de Ben Kingsley.

También aparece Benedict Wong, en el papel que lo hizo famoso en Doctor Strange: Wong. La dirección de la cinta fue encomendada a Destin Daniel Cretton, un estadounidense de origen asiático, con experiencia en el arte cinematográfico.

El argumento

Todo gira en torno a los diez anillos mágicos y las habilidades que otorgan a un hombre llamado Wenwu (El verdadero mandarín del MCU). En el camino hay un drama familiar que se relata de forma fragmentada, una locación mágica a la que el villano quiere acceder y un Shang-Chi que vive de encubierto en la ciudad de San Francisco, pasando su día a día junto a su mejor amiga y su trabajo como empleado de un hotel, donde estaciona los vehículos.

Se podrá ver en Shang Chi y la leyenda de los diez anillos luchas, kung fu, bestias enormes y el misticismo chino.

Marvel Studios se frota las manos esperando que su filme se proyecte en las pantalla de cine en todo el mundo. Saben que están lanzando un buen producto que podrá agradar al publico.

ESTRENOS DE MARVEL

• Los Eternos, 5 de noviembre de 2021

• Spider-Man: No Way Home, 17 de diciembre de 2021

• Doctor Strange in the Multiverse of Madness, 25 de marzo de 2022

• Thor: Love and Thunder, 6 de mayo de 2022

• Black Panther: Wakanda Forever, 8 de julio de 2022

• The Marvels, 11 de noviembre de 2022

• Ant-Man and the Wasp: Quantumania, 17 de febrero de 2023

• Guardianes de la Galaxia Vol. 3, 5 de mayo de 2023

ANÁLISIS

Un homenaje a la cultura milenaria

Marcelo Suárez R. / Periodista

La gran sorpresa de Marvel Studios de este año se llama Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos, una cinta que expande aún más el Universo Cinematográfico de Marvel (UCM).

Un mérito de la película, dirigida por Destin Daniel Cretton, es que da continuidad al progreso en Hollywood con protagonistas asiáticos, lo que tiene un gran impacto en cuanto a la representación de la comunidad en el cine.

Acción, ciencia ficción, comedia y algo de drama se combinan en esta propuesta, en la que se hace un par de referencias a Iron Man y Avengers: Endgame.

Shaun es Shang-Chi (Simu Liu) un empleado de un hotel que intenta vivir una vida tranquila, hasta que recibe el llamado de Wenwu (Tony Leung), su padre. Este hombre es el líder de una poderosa y milenaria agrupación conocida como Los Diez Anillos. Shang-Chi se niega a ser parte de los viles negocios, pero se da cuenta de que debe detenerlo y a los miembros de su organización.

El público también conocerá a Xialing, hermana de Shang-Chi, interpretada por la actriz de origen chino Meng’er Zhang y a la amiga del nuevo héroe, Katy, muy bien personificada por la actriz estadounidense de ascendencia china Awkwafina.

Shang-Chi es una caja de sorpresas. Hay muchas cosas que no están en los tráiler, no es una historia de origen estándar, es un homenaje a esa cultura milenaria, como también a la más reciente (las escenas en Macao, ciudad china conocida como Las Vegas de Asia, es un ejemplo de ello).

Con reminiscencias a El Tigre y el Dragón (la grata presencia de la actriz Michelle Yeoh) y permanentes homenajes al cine clásico de artes marciales, Shang-Chi es una película con mucho espíritu y emoción, que le puede a gustar tanto al mayor fanático del cine de superhéroes como al cinéfilo común y corriente.

Comentarios