Escucha esta nota aquí

En el marco del VIII Seminario de Investigaciones sobre las Culturas Prehispánicas de los Llanos Orientales Bolivianos, anoche fue distinguido el geólogo y paleontólogo cruceño Mario Suárez Riglos, por su contribución en la investigación en estas dos áreas. 

El acto de premiación al científico cruceño se llevó a cabo en el aula magna de la UPSA, y fue organizado por la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia-SC, de la cual Suárez Riglos es uno de sus miembros. 

“Para un científico como yo, este reconocimiento es muy grande”, dijo Suárez. “Me siento plenamente orgulloso de recibirlo, ya que lo único que hemos hecho nosotros es cumplir el deber que la vida nos dicta: enseñar, aprender y tratar de hacer un poco de investigación, de lo poco que se hace en el país”.  

Trayectoria
Suárez se recibió de geólogo en 1963, y ‘de entrada’ se dedicó a la paleontología, capacitándose siempre. Obtuvo un doctorado en esta ciencia en Estados Unidos y después de eso regresó al país para impartir sus conocimientos. “Cuando empecé a trabajar en Bolivia encontramos miles de fósiles. Éramos pocos los que trabajábamos en paleontología en el país”, recordó.

Tiempo después, Suárez empezó a dar clases en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz e inició su labor en YPFB. “Hay que reconocer que YPFB  fue la institución que hasta ahora ha hecho más por la paleontología en Bolivia”, indicó el investigador cruceño. 

El trabajo científico de Suárez Riglos ha sido reconocido tanto en Bolivia como fuera del país, y desde 1970, hay siete fósiles de especies encontrados por otros paleontólogos que llevan su nombre, como el Phragmolites suarezi Fischer y el Vogesina suarezriglosi Legrand. 

Suárez Riglos lamenta que hasta ahora no pueda haber en Santa Cruz carreras como la geología. “A pesar de nuestra lucha tenaz, la universidad Gabriel René Moreno por algún motivo no lo toma en cuenta”, comentó. “Cada cierto tiempo nos reunimos en mi casa con arqueólogos, antropólogos, historiadores y biólogos, para discutir investigaciones que hacemos o nos llegan, porque no hay un lugar en Santa Cruz donde este tipo de encuentros pueda realizarse, ni tampoco mucha gente que pertenezca a esas áreas”, arguyó. 

“Necesitamos que las universidades cruceñas nos den un poco de cobertura para que los jóvenes estudiantes tengan un mejor panorama y puedan estudiar estas carreras”, puntualizó Suárez.

Encuentros

Sobre el seminario que finaliza hoy, el investigador dijo que estos eventos sirven para intercambiar y ver los descubrimientos que anualmente se hacen y a los que muchas veces no se les da importancia. “Moxos por ejemplo es un emporio, es como la Atlántida para nosotros.

Es el mayor descubrimiento de una cultura limnológica, de una civilización hidráulica. No hay en el mundo una cosa igual y no se le da la importancia debida porque quizás no tiene los edificios que hay en Tiwanaku, pero yo creo que la cultura moxeña (que se extendió de 1700 a.C a 1300 d.C., aproximadamente) es más importante que la de Tiwanaku”, concluyó.

Comentarios