Escucha esta nota aquí

Luis Fer Revollo representará a Bolivia en el Festival de la canción de Viña del Mar, que se realiza en Chile. Participará en la categoría folclore, con Luz de la vida, canción compuesta por él en ritmo neo folk. Contó cómo llegó a la competencia y lo que espera de esta participación. Hoy se presenta en Meraki, interpretando temas propios.

_¿Cómo nace tu carrera artística en la música?
Comencé muy chico, a los ocho años, y tuve muchas intermitencias en mi carrera, pero desde que empecé a cantar fui muy feliz.

Mi primer maestro de canto fue mi papá, seguí de forma autodidacta y luego en mi formación estuvieron varios maestros. A los 20 años pude ir a la Escuela de Artes Vocales de Miriam Hernández, en Santiago de Chile. A partir de ese momento la música ha estado siempre en mi vida.

_¿Estuviste antes en un reality show de canto, ¿cómo ha evolucionado tu carrera a partir de esa experiencia?
Estuve en Operación Fama y fui el ganador de esa competencia. Desde esa época mi carrera ha evolucionado mucho, aunque mi paso por la música siguió siendo de idas y vueltas. Cuando noté un cambio más profundo fue a mi regreso de Chile y pasé a ser parte de la banda folclórica que se llamó Prendados, allá por el 2006. Poco a poco fui perfeccionando mi técnica, mi interpretación e ingresé a la composición.

_¿Cuál es el estilo que define a tu música?
Me identifico con el género pop y mis canciones siguen ese estilo.

_¿Luz de la vida es la canción que llevas a Viña del Mar?
Hasta ahora no he sacado ningún álbum, pero sí unos 10 sencillos o temas, en diferentes momentos, Luz de la vida es uno de ellos y la llevo a Viña.

_¿Cómo conseguiste ser el artista que representa a Bolivia en este festival?
Cada año sale la convocatoria pública y te la puedes descargar en internet. Yo hice eso, llené el formulario, postulé y luego fui sorprendido por la selección.

Cuando mandas la canción y el formulario lleno, lo demás está en manos de la gente de la organización del festival. Ellos te responden si es que has sido seleccionado o no.

_¿Quién se contactó para darte la noticia?
Conmigo se contactó una persona que trabajaba en la producción del festival. Ella estuvo en la etapa de selección, pero ya no continúa en el festival.

Ahora me contacto con otras personas, que también me están colaborando.

_¿Qué llevas para representar a Bolivia en Viña?
Yo llevo la canción que voy a interpretar en la competencia y la producción de Viña del Mar se encarga de la puesta en escena. Tocaremos junto a la orquesta dirigida por Carlos Figueroa con los mejores músicos de ese país.

Conmigo van tres músicos, dos vientistas y una charanguista, que son parte de mi producción.

_¿Qué opinas del ‘monstruo de Viña’, ese jurado con bastante importancia en este festival?
He seguido las presentaciones de grupos y solistas bolivianos y no noté que hayan recibido una mala recepción del público.

La responsabilidad que yo tengo es representar dignamente a mi país, disfrutar y esperar que todo sea positivo. No tengo miedo.

_¿Cuando empezaste a cantar, imaginaste que llegaría este momento?
No te imaginas que te van a llamar a Viña del Mar, pero obviamente siempre he querido que mi carrera se perfile internacionalmente. He estado positivo y esperando cosas grandes, estoy agradecido por la oportunidad. Espero que esto sea un comienzo y una ventana para poder vivir de ello, es lo que quiero.