Escucha esta nota aquí

Cuatro años atrás, cuando Glenda Rodríguez, la directora de la obra, tuvo un encuentro con la maternidad, buscó una manera de fusionar su pasión por las tablas con el rol de progenitora de Emiliano.

Luego de indagar, encontró elencos íntegramente dedicados al teatro para bebés en Argentina, Brasil, Colombia y España. Entró en contacto con algunos de ellos, exploró el mundo de la estimulación temprana y con su compañía Chakana Teatro dio a luz un emprendimiento innovador en ese momento: las artes escénicas pensadas para el público más pequeño, el de seis a 36 meses, ese que es una esponja de alto poder absorbente.

Montó la obra Mi mundo bebé, con el guion elaborado por ella misma, pero con más énfasis en la estimulación sensorial que en la historia. Narra el día de un bebé, con elementos que lo identifican, como el momento en que despierta, en que juega, se baña, se alimenta y va a la cama.

Si bien hay un hilo conductor de utilidad para la directora y los actores, la apuesta se concentra más en que los menores distingan colores, texturas, formas geométricas, sonidos, etc. En el proceso la colaboraron una experta en asesoramiento pedagógico y construcción de objetos, un coreógrafo, un asesor sonoro y una pianista, entre otras especialidades.

El visto bueno lo dio Emiliano, el hijo de la directora y también primer espectador de Mi mundo bebé, con quien funcionaron las estrategias para atrapar la atención infantil.

“La obra, que dura 35 minutos, tiene dos etapas. La primera, que es visual, para que los niños observen el teatro, hacen el ejercicio de quedarse sentados y atentos, aunque de todas maneras, como son pequeños y el escenario lo tenemos al nivel del piso con colchonetas alrededor, los bebés ingresan gateando al escenario y eso se busca, no se los coarta.

Si la obra les causa emociones, porque se apunta a las sensaciones y a los estímulos, no se les prohíbe hacerlo, la idea es que ellos puedan ser parte, y luego salen.

Una vez que termina la obra viene la segunda parte, cuando los bebés realmente ya ingresan al escenario y nosotros les ponemos todos los objetos con los que se trabajó durante la puesta en escena, de tal modo que puedan manipularlos”, explicó Mariana Sueldo, una de las actrices. Los organizadores dijeron que el público ideal debe ser de 20 niños, además de sus padres y familiares adultos, como para que la función se pueda hacer y llegar a todos.

Mariana afirmó que, en general, los papás que más disfrutan llevar a sus pequeños a este tipo de funciones son los primerizos, que están motivados por estimularlos y llevarlos a espacios nuevos, donde aprendan y jueguen. “Pero hay todo tipo de casos, también van padres con dos niños, uno más grandecito de cinco años y un bebé.

La ventaja es que, además del estímulo, los pequeños pueden interactuar con otros menores de la misma edad y eso es lo enriquecedor”, indicó.

“Muchas mamás podemos compartir al mismo tiempo una pasión, la de estimulación en nuestros hijos y también de entretenimiento. Al mismo tiempo, ellos socializan porque a veces están mucho tiempo en casa, y esta propuesta va a generar un encuentro en que los bebés realmente disfrutarán un espacio ameno, familiar, cálido, donde ellos serán espectadores de un recurso apto para ellos a nivel sensorial, con formas, colores, estimulación sonora a través del piano, coreografía, educación temprana y dramaturgia”, describió Glenda, la directora, que también es actriz de cine y teatro.

La compañía

En el año 2010, el elenco Chakana Teatro inició el proyecto Juguetreando, que invitaba a la exploración e investigación de materiales artísticos dirigidos a dialogar con un público joven.

Las primeras creaciones enmarcadas en esta iniciativa fueron En busca de la Navidad perdida y Sueño de verano, dirigidas a niños y adolescentes entre 6 y 12 años, público en el que tuvieron interesante acogida. En 2015, Chakana Teatro incursionó en la aventura con los más pequeños, con la puesta en escena de Mi mundo bebé durante varias temporadas. La obra se presentó nuevamente en 2016, tuvo un paréntesis en 2017 y 2018, para regresar este año. Paralelamente, el elenco está preparando otra obra para bebés, que se estrenará en septiembre.

Tags

Comentarios