Escucha esta nota aquí

BASE DE LA ESTABILIDAD EN TIEMPOS DE CRISIS
El gobierno de la Presidenta Jeanine Áñez deja una economía estable y manejada de manera responsable, pese a la pandemia de la COVID 19 y del bloqueo a recursos económicos en la Asamblea Legislativa.

La asignación del 10,1 % a la salud (Bs 21.835 millones); los Bs 17.000 millones en las arcas del estado, sin incluir las Reservas Internacionales; la disminución en gastos del Estado en publicidad (Bs 275 millones menos que la gestión anterior); y el cuidado responsable de las Reservas Internacionales son los puntos clave que demuestran la estabilidad de la economía nacional, a partir del diagnóstico presentado por el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, Branko Marinkovic.

1° EJE - Administración responsable de la economía nacional y las finanzas públicas
Se administró la economía y las finanzas públicas de forma totalmente responsable, pese al entorno adverso externo provocado por la pandemia y al entorno desfavorable interno por el bloqueo de recursos de la Asamblea Legislativa.

Desde 2014, los ingresos fiscales se estancaron y este año cayeron por la crisis y por el necesario alivio tributario; pese a la caída de ingresos fiscales, se continuó financiando las operaciones estatales y apoyando a la población.

La falta de aprobación de recursos externos, especialmente del bono soberano, afectó negativamente en la inversión pública.

Sobre la responsabilidad fiscal, el déficit en el Producto Interno Bruto (PIB) hubiese sido de 6,6% en un escenario sin pandemia y con la entrada de recursos externos. 

2° EJE - La estabilidad económica, financiera, cambiaria y externa a pesar de una de las peores crisis de los últimos 40 años
Las arcas del Estado no están vacías, el Gobierno de Jeanine Añez ha dejado Bs 17.000 millones, sin incluir los recursos de las Reservas Internacionales Netas (RIN) que son USD 6.042 millones. Bolivia cerrará el 2020 con una inflación de 1,7%, una de las tasas de más bajas de la región y muy reducida

La crisis económica que enfrenta el mundo es la peor en los últimos 40 años. En el caso de Bolivia, hay enormes diferencias entre el manejo de la situación durante el gobierno de la UDP y el gobierno de Jeanine Áñez, como se muestra en el siguiente cuadro.

Se mantuvo la estabilidad pese a las adversidades generadas por la pandemia y la crisis económica. En el transcurso de esta gestión gubernamental, se ha registrado un importante incremento en los depósitos de la ciudadanía en el sistema financiero nacional; así como incremento en la otorgación de créditos.

El balance comercial también demuestra una gestión responsable de la sostenibilidad externa, con el registro de un déficit de USD 116 millones en lo que va de la gestión, menor a los USD 860 millones de déficit registrado em la gestión 2019. Esto a pesar de la segunda caída más fuerte en las exportaciones de los últimos años.

3° EJE - Presupuesto General del Estado 2021, base de la recuperación económica.
La asignación del 10,1% del Presupuesto General del Estado (PGE) 2021 ya ha sido planteada por el Gobierno nacional en beneficio de las familias bolivianas. El PGE 2021 será el pilar fundamental para la recuperación económica del país con la atención a todos los niveles del Estado, dando énfasis en el capital humano del país, fortaleciendo principalmente la salud, la educación y el apoyo a grupos vulnerables en un marco de austeridad.

La salud y la educación de los bolivianos son prioridad para el Estado, un ejemplo de ello es que los gastos en publicidad se redujeron en 70% respecto a la gestión anterior.

El proyecto del PGE 2021 consolidado es de Bs 216.501 millones y el Presupuesto Agregado de Bs 283.032 millones. Se realizará un impulso presupuestario a las autonomías, a partir de transferencias de Bs 14.851,4 millones a gobiernos municipales, gobernaciones, universidades, gobiernos autónomos del Chaco e indígenas.

Pese a la caída del PIB en un 6,2% este año, se estima para el 2021 un crecimiento del 4,2%; haciendo énfasis en la inversión pública de USD 3.441 millones en infraestructura y en los sectores productivo, social y multisectorial para la recuperación económica.

Como se puede observar, pese a la contracción económica que venía enfrentando el país desde hace varios años, sin señales de recuperación de la misma y, la crisis económica mundial ocasionada por la pandemia Coronavirus COVID – 19, el gobierno de la Presidente Constitucional Jeanine Añez Chávez, deja sólidas bases para enfrentar los desafíos económicos de los próximos cinco años, habiendo paliado la crisis de salud y económica internacional más grande de los últimos 40 años.