Escucha esta nota aquí

A pocas horas del segundo partido de la selección nacional ante Argentina, por las eliminatorias, surge otro conflicto externo que envuelve a César Farías, entrenador del equipo boliviano.

La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro) denunció ante la Comisión Disciplinaria de la FIFA al venezolano por discriminación a dos jugadores del club Always Ready. Además de presiones en conexión con una agencia de representación de futbolistas.

El documento presentado dice: “Los señores Fernando Saucedo y Samuel Galindo han sido objeto de discriminación por parte del Sr. Cesar Farías, quien ha tenido una conducta no solo repudiada desde el punto de vista ético y moral, sino que ilegítima, en directa contravención con varias disposiciones de los Estatutos de la FIFA”.

En la denuncia se indica que el entrenador de la Verde tendría nexos con la empresa ‘Agencia 360 Invictus’ y que lo utiliza para chantejear a los futbolistas que pueden ser convocados.

 “En su posición como Director Técnico presionó a los jugadores a firmar con dicha agencia un contrato de representación, a cambio de un lugar en la selección", dice textualmente sobre este tema.

Hace una semanas, Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) presentó un comunicado oficial, sustentado en declaraciones de técnicos y algunos jugadores profesionales, en el que denuncian a Farías y la ‘Agencia 360 Invictus’.

Según Fifpro, Saucedo y Galindo no fueron convocados por Farías por estar afiliados al gremio. Incluso, Saucedo contó que el entrenador le dijo textualmente: "No voy a llamar a la selección a los que estén en las reuniones de Fabol". Y luego fue más allá: "O estás con la selección o estás con Fabol".​​Antes de embarcarse a San Pablo con la selección, para el debut en las eliminatorias, Farías dijo que está apartado de los asuntos externos a la selección, pero aclaró que toda denuncia debe estar basada en pruebas.  

“Una denuncia necesita un hecho y un hecho necesita pruebas. Yo hoy estoy apartado de todo, este confinamiento me ha servido para leer y estudiar, dedicar el tiempo de otra manera. Los problemas de afuera los he dejado de lado”, afirmó.