Escucha esta nota aquí

 

 Del 2 al 8 de agosto, se llevará a cabo la XVII Caravana Anual del Club Willys Santa Cruz. Esta versión se denomina Circuito Chiquitano y será un recorrido de una semana por la Ruta 4.

“Tenemos un itinerario completo, con actividades culturales, actos con las autoridades locales de varios de los destinos, eventos de confraternización y otras sorpresas”, comentaba Javier Oropeza, presidente del club.

Estas actividades incluyen un concierto de música barroca en San José de Chiquitos, paseo en el Santuario de Chochis, pasar una noche en las aguas termales de Aguas Calientes, participar de la ceremonia del 6 de Agosto con las autoridades de Roboré y una excursión al Valle Tucabaca, entre otros.

El CLub Willys Santa Cruz, uno de los clubes más antiguos y prestigiosos de la ciudad organiza una caravana anual cada año desde su fundación el año 2003. Además, llevan a cabo otros paseos cortos -de fin de semana- y sus reuniones y actividades en la ciudad.

“Con estos viajes el club promociona el turismo y la amistad entre sus integrantes”, expresó Jaime Cuellar, miembro y expresidente del club, quien agregó: “Lo más lindo es recibir el cariño de la gente en los pueblos y tener la oportunidad de conocer nuestro país entre amigos y vivir grandes anécdotas”.

La mayoría de los integrantes del grupo son personas con carreras consagradas que encuentran en la pasión por este histórico vehículo el pasatiempo ideal para compartir con amigos y conocer los más icónicos paisajes de Santa Cruz y Bolivia.

En años anteriores, estos Willys ya recorrieron en caravana los pueblos del Beni, el camino a Sucre, los valles cruceños, entre otros. Cada año se cambia de directiva y es esta la encargada de organizar el gran viaje anual.

“Nuestras caravanas suelen tener entre 15 y 20 autos, pero este año ya tenemos 23 inscritos y todavía falta que algunos se animen. La caravana Circuito Chiquitano será una aventura memorable, porque como todos los años, los responsables ya tenemos todo listo para que esta sea una aventura de pura amistad y pasión por nuestros vehículos y nuestra querida Santa Cruz”, agregó Oropeza.

Este club se considera un club de autos clásicos, ya que solo acepta Willys anteriores al 69, los cuales conservan características del modelo clásico que originó el jeep.

Cada año el paseo comienza con una largada simbólica donde el club muestra a sus auspiciadores y brindan a la población un espectáculo familiar que incluye el desfile de los Willys en un recorrido por la ciudad ante la mirada, el aplauso y aliento de la gente.

Por el prestigio que tiene el club, grandes marcas brinda su apoyo a esta caravana, como es el caso de Autolider, Funsar, Supermercados Fidalga, Unitel, Filparts, entre otros.

Los miembros ya están poniendo a punto sus vehículos, algunos de los cuales solo salen a la calle en ocasiones especiales como esta. Para estos pilotos, es el momento de seguir escribiendo historias detrás del volante de estos emblemáticos vehículos. 

Comentarios