Escucha esta nota aquí

El próximo 19 de noviembre Ángela Leiva se reencontrará con el público cruceño en un concierto que dará en Arena Show Time, la artista argentina retorna al país en un momento de gran popularidad en su país no solo en la música, sino también en la TV. Conversamos con ella y nos desvela situaciones difíciles que tuvo que superar en su vida.

¿Cómo estás viviendo este momento de gran popularidad haciendo shows y en la TV?
He tenido un crecimiento profesional muy grande. Explorando cosas que antes no había hecho. Estoy participando de una novela en el ‘prime time’ de la TV argentina que se llama La 1-5/18. Estoy actuando por primera vez. Y bueno, vengo de un año en la tv haciendo el Cantando por un sueño 2020-2021 y luego la Academia de Showmatch con Marcelo Tinelli, así es que estoy muy feliz y retomando mis shows en vivo, que es algo muy esperado, porque la pandemia nos obligó a que dejemos de hacerlo.

_¿Cómo vivís esa exposición mediática en la que constantemente se habla de lo que hacés o dejás de hacer?
Lo vivo con bastante tranquilidad. Como se dice en Argentina, no me enrosco mucho con eso, porque es parte del show.





Novedades. Llega con sus éxitos y temas nuevos y algunas sorpresas.

_¿Cómo fue que llegó la música a tu vida?
Creo que canto desde que tengo uso de razón. Luego, cuando fui adolescente me empecé a animar a cantar en público y apareció una banda que se llamó Angie y los fieles con la que empecé con la cumbia. Después gané el concurso la Pasión Canta (2008) que me llevó a tener mi carrera profesional.

_¿Es verdad que eras bastante tímida?
Sí es así. Era muy tímida, me costó mucho animarme a cantar frente a la gente y la verdad es que lo hice con una inocencia muy grande. Era muy chica en ese momento y después bueno entendí que, además de que era mi pasión cantar, también empezó a ser mi trabajo. De ahí perdí completamente la timidez y con los años me fui haciendo más extrovertida. Yo creo que también el hecho de que me anime actuar tiene que ver con eso. De ya sentirme totalmente entregada a una exposición en un escenario y frente a una cámara.

_¿No crees que te pasó como a Gilda, que primero fue popular en Bolivia antes que en Argentina?
Bolivia fue un país que me abrió las puertas en un momento muy difícil de mi carrera aquí en Argentina. Llegué allá en los comienzos de mi carrera, pero en el año 2013 estuve conduciendo Canta Bolivia y a partir de ahí en Bolivia empezó una exposición y popularidad muy grande y bueno me llevó a compartir escenario con grandes artistas internacionales como Bronco, Los Ángeles Azules y hacer estadios como el Tahuichi Aguilera, el Hernando Siles, pero sabía que en algún momento eso iba a llegar en mi país. Hay un refrán que dice que cuesta ser profeta en su tierra.




Momento. Junto a un Tinelli emocionado, luego de escuchar uno
de sus temas.

_Se dice que el ambiente de la cumbia está dominado por los hombres. ¿Fue difícil insertarse en ese ambiente?
El machismo existe en todas las áreas, en cualquier trabajo, en cualquier profesión. Siempre es difícil. Yo creo que en esta nueva era, las mujeres hemos tomado las riendas del asunto y creo que estamos demostrando que podemos y que nos merecemos el respeto a partir del respeto que se le tiene al otro. Es difícil, pero se logra con esfuerzo, dedicación, con pasión.

Me han pasado muchas cosas en mi vida personal y profesional y hoy las puedo contar desde un lugar de aprendizaje, desde un lugar de saber que todo lo que sucedió es lo que hace que yo sea la mujer que soy hoy.

No me quejo, cuando me preguntan simplemente lo cuento desde un lugar, y hasta te diría que con un poco de orgullo, de ser resiliente de ese tipo de situación.

_Es inevitable preguntarte acerca de los conflictos que tuviste con tu expareja y mánager en el que incluso tenías embargadas parte de tu música ¿En qué quedó ese tema?
Hay ciertas canciones de mi carrera, la gran mayoría de los primeros seis discos, que están embargadas por él, incluso en plataformas como Spotify y YouTube. En otras palabras, el dinero por esos temas los cobra él. A pesar de que son derechos que corresponden a ambos. Sin contar lo que ha sucedido con shows y contrataciones. Él en su momento hizo lo que quiso, me hizo la vida imposible.

La verdad es que he aprendido mucho de esas situaciones. La lucha es constante, porque sufrí violencia sicológica durante años con una persona que no solo trabajaba conmigo, sino que dormía conmigo y fue difícil salir de ese círculo vicioso, pero bueno, todos los días me levanto, me miro al espejo y me digo quién soy, tengo que tener bien claro lo que quiero y obviamente que jamás quisiera volver a una situación así y la justicia dirá.

_¿Qué te ayudó a salir de esa situación?
Quererme como mujer, como ser humano. Tomé la decisión más difícil de mi vida que fue salir de una relación tóxica, donde desde mi lugar había amor, porque lo quería, lo adoraba. Pero parte de la violencia sicológica era hacerme creer que era yo la que lo estaba lastimando, que no lo amaba, cuando era al revés. Es ahí que uno se pregunta ¿qué hago? y bueno hay que pensar en uno mismo, aprender a quererse.

_Ahora que sos productora independiente, ¿Cómo elegís tus canciones?
Desde que comencé esta nueva etapa de mi vida estoy muy involucrada en mis producciones, las escucho y las siento cómo me vería cantándolas, como las defendería yo arriba de un escenario. No es tan fácil, como pareciera, pero es lindo. También compongo y canto canciones de compositores que me traen sus temas. Es muy lindo el trabajo creativo.

_¿Cómo será tu próximo show en Santa Cruz?
Estamos trabajando en un repertorio con canciones que la gente eligió de todos los años de mi carrera, entonces está muy bueno, tiene momentos de mucha emotividad y hay algunas sorpresas que me las guardo.

_ ¿Por qué decidiste salir de la Academia de Showmatch?
Fue algo consensuado, yo estaba haciendo dos cosas a la vez, entre la Academia y grabando la telenovela todos los días con un mínimo de 8 a 10 horas y también tenía ensayos diarios de lunes a lunes para la Academia, entonces llegó un momento que dormía solo tres horas por día y ya no estaba rindiendo ni lo estaba disfrutando.

Entonces decidí seguir solo con la telenovela, porque es un camino que quiero desarrollar, pero también sentía que ya no tenía más para dar en la Academia, mi nivel de “bailarina” había llegado hasta ahí, porque no soy bailarina, tendría que volver a nacer para serlo (risas)

_¿Cómo estás viviendo tu experiencia como actriz?
Súperbien, muy contenta, disfrutando este momento y viendo cómo la gente me ve en un rol distinto y le gusta y eso es una satisfacción.

_En Argentina algunos critican la telenovela, porque dicen que “romantiza la pobreza”.
Yo vengo de un barrio muy popular, vengo de una familia de clase media baja. También he pasado hambre y no me da vergüenza contarlo, pero si bien se sufre también hay amor y felicidad en ese contexto ¿por qué no se puede pensar que hay también felicidad y amor en la pobreza?. Además es una ficción, no se está tratando de hacer una historia real.

_¿Cómo es tu vida lejos de los escenarios?
Soy una mina normal, que la mayor parte del tiempo está trabajando, está haciendo música o en este caso la telenovela.Cuando no estoy trabajando me gusta escuchar mucha música y mi playlist es muy variada, desde Marc Anthony hasta Luis Miguel, la verdad es que escucho de todo. También me gusta ver películas románticas y series basadas en hechos reales. La verdad es que voy por ese lado.

_¿Es verdad que estás en una relación con el actor Esteban Lamothe?
Así dicen, la prensa sabe más que nosotros (risas). Nada que ver. Nos llevamos muy bien, pero no estamos en una relación.


Imagen. Enfatiza en el empoderamiento femenino.


Comentarios