Escucha esta nota aquí

Apenas podía levantar el hombro para escribir en la pizarra. Un día ya no pudo abrocharse la blusa. Mercy Añez tenía artritis y empezó a desconfiar del tratamiento paliativo que recibía. Buscando mucho, llegó a un médico que brinda atención a distancia y decidió contactarlo.

El médico prefiere llamarlas ‘consultorías médicas’. Fayez Rajab Kheder brinda este servicio desde una página web, pero también ofrece consultas presenciales.

El tipo de contacto que sostiene este médico, que trabaja desde Sucre, sorprende por su calidez. La empatía con los pacientes va más allá de la simple interpretación de los síntomas y de algunos estudios complementarios.

Suele interesarse por los hábitos, la forma de vida y es frecuente que pregunte por el vigor y el ánimo de quienes atiende.


El uso de alimentos es frecuente en los tratamientos que aplica este médico. “No me ha prohibido nada, excepto el azúcar, porque tengo familiares diabéticos. Opté por evitarla, porque soy muy disciplinada. Si él dice algo, lo hago. Lo que me costó fue aceptar la remolacha, pero ahora mi cuerpo la acepta. También consumo jugos de verdura y de frutas: sandía y piña”, cuenta.

Ahora, Mercy puede levantar el brazo, pedalea y hace ejercicios.

Diagnóstico

Los procedimientos médicos de Rajab han beneficiado también a Gonzalo C., que tenía la próstata agrandada por un proceso tumoral. “Estoy hace dos años con el tratamiento. Estoy conforme porque no esperaba esa reacción corporal. Me cambió la historia. Tuve incluso una cirugía. Ahora se me ha revertido el proceso de inflamación y se ha llegado a reducir el tamaño de la próstata. Es sorprendente”.

Gonzalo sigue las indicaciones del médico por WhatsApp, pero también estuvo tres días internado, recibiendo un tratamiento que estimulaba la regeneración celular. La calidad del esperma y las erecciones han aumentado. La próstata, según los análisis, bajó de 52 gramos de peso a 33 gramos y luego a 24,5 gramos, según muestran las ecografías.

En su página web (http://www.onlinedoctorfayezmulti-specialty.com/), que fue diseñada en México, el médico cita a Lawrence Buskman, presidente del Comité de Médicos de la Asociación Británica: “Las consultas en línea hacen la vida más fácil para los médicos y los pacientes cuando se usan adecuadamente”.

Rajab explica que el procedimiento puede ser muy útil con los exámenes complementarios (resonancia magnética, tomografías computarizadas, ecografías, rayos X, análisis de sangre, orina, heces fecales, saliva y otros).

Según el caso, estos estudios pueden ser solicitados y enviados vía internet.

Más que internet

La combinación de tratamientos poco convencionales, la accesibilidad vía internet casi a cualquier hora y la empatía con el paciente es ya conocida por personas de Canadá, México, Brasil, Dubai, Egipto, Túnez, Marruecos, España, Alemania, Inglaterra e Italia. La mayoría de las consultas se realizan en español -idioma en el que estudió Medicina-, pero es frecuente que también utilice el árabe, lengua que domina sin problemas, por su origen. Además de skype, utiliza zoom, una plataforma para videoconferencias sobre temas que los pacientes puedan requerir. En algunas ocasiones una persona traduce la conferencia si el auditorio prefiere el inglés.

En los próximos días, utilizará zoom para dictar una conferencia a estudiantes y médicos especialistas de una universidad en Doha.

Como el de Rajab, otros servicios de salud han empezado a crearse. Uno de ellos ofrece servicios sicológicos en línea. El profesional, un sicólogo con experiencia, utiliza herramientas de realidad virtual adaptadas a la sicología para tratar miedos, ansiedades y fobias específicas.

Aunque el profesional prefiere no ser entrevistado porque considera que su servicio ya está consolidado, es posible encontrarlo en Facebook con una búsqueda como ‘sicoterapia realidad virtual’. En este caso, el profesional vive en Santa Cruz, aunque la búsqueda arrojará resultados como la iniciativa de la sicóloga Pilar Dueñas, llamada U Topía. Ella utiliza una plataforma de realidad virtual, que funciona desde Santiago de Chile.

Reconectar desde lejos

Uno de los cuestionamientos que incluso realizan algunos sicólogos que atienden en línea, es que a veces resulta más complicado crear el clima de intimidad y confianza que se requiere en algunas terapias.

En los casos en que este procedimiento a distancia puede aplicarse, la ventaja más evidente es el bajo costo y el ahorro de tiempo. Es posible que esta terapia a distancia sea el complemento a las sesiones físicas.

El proyecto de Pilar Dueñas se perfeccionará, gracias a una beca, en la conocida Singularity University, en Silicon Valley. “Los terapeutas no podemos seguir oponiéndonos a la realidad. La tecnología es parte de nuestra realidad, de nuestras vidas. Tenemos que ser más astutos y buscar una solución dentro de este mundo, no para reemplazar la terapia tradicional, sino para dar una opción”, dice Dueñas.

Pantalla y consulta

El Estado también ha mirado a la telemedicina como una posibilidad para llegar a más pacientes. En 2014 empezó a funcionar el proyecto Telesalud, que pretende ingrar a todo el sistema nacional de salud de Bolivia.

Se instalaron equipos en hospitales de primer nivel y se miró hacia las poblaciones rurales alejadas para disminuir las muertes por falta de especialistas, que están en los grandes centros urbanos.

Según el médico Milton González, responsable nacional de este programa, TeleSalud está en los 338 municipios del país. “Simplemente, el beneficiario que se aproxima a un consultorio en su municipio tiene que coordinar su interconsulta con el especialista. Los beneficiarios son de lugares alejados como Bolpebra y El Sena (cerca del río Madre de Dios), donde no hay especialistas.

“No se necesita pagar nada. Basta acercarse con el carnet e ingresa al establecimiento. Por vía virtual, tenemos una plataforma a nivel nacional con la red de hospitales para todas las especialidades. Tenemos el contacto con especialistas del tercer nivel que el usuario requiera”, explica. Según González, el contacto se puede realizar en tiempo real o en tiempo diferido.

Una iniciativa privada, llamada Red Internacional de Asistencia, ofrece paquetes de atención en salud que se pagan en línea, pero aún están desarrollando las atenciones con médicos del exterior. Sin embargo, ya realizan consultas con profesionales de Córdoba (Argentina) .

Los servicios del Hospital Austral, de Buenos Aires, están dirigidos a la atención presencial, pero es posible realizar una consulta con especialistas de cualquier área vía skype, con un contacto previo con los responsables locales. La representante en Bolivia es María Claudia Dabdoub ((784 00409, mdabdoub@cas.austral.edu.ar). Este hospital tiene políticas para atender a los pacientes que viven fuera de Argentina.


Tags