Escucha esta nota aquí

Silvana Vincenti - EL DEBER

“Si tu estrenaras Mi Socio en 2019 no estaría ni una semana en cartelera hasta que aparezcan grupos colectivos de activistas de mujeres, pro derecho de la mujer, pro derecho de la familia, del perro, del gato, del todo; ¿por qué?, porque en esa época se planteaba un protagonista que era totalmente machista, era un marinero que tenía un amor en cada puerto, era misógino y era abusivo con los chicos. Hacía cargar las cosas a su ayudante, que en los tiempos actuales ya no se aceptan. Entonces tienes que estar con las nuevas formas de pensar y en esta época es el empoderamiento de la mujer”, explicó anteriormente a EL DEBER el guionista, Chucho Miranda, sobre los hilos que mueven la nueva película de Paolo Agazzi, Mi socio 2.0.

Y en esta secuela, del énfasis en la integración occidente-oriente, manifestado en el coprotagonismo camba-colla y la travesía por la riqueza nacional, se pasó al otro eje temático, el de la mujer como figura principal. Romaneth Hidalgo (que interpreta a Juanita o Camila), acapara la atención en las escenas en su debut en cine.

A pesar de la intención del guionista, Romaneth no concuerda en que la atención se concentre en el discurso antimachismo.

“Chucho, el guionista, dijo que creó un personaje todo terreno, que puede decir malas palabras, que para él como que iba en contra de todo lo que es el machismo, pero lo que yo veo es que Camila no es una feminista ni activista contra el machismo. Simplemente es una mujer como las de ahora, que dice lo que piensa, que no se calla, que va de igual a igual con los hombres. Eso sí, comparando Mi socio con Mi socio 2.0, se ve que en ese tiempo era normal que un hombre tenga hasta seis mujeres, eso era gracioso. Para mí el verdadero mensaje es que la amistad perdura sin importar cuánto tiempo pase y que los verdaderos socios siempre estarán para acompañarse”, opina.

Cine especial

Mi socio 2.0 ha sido filmada de tal manera que en un futuro pueda ser adaptada para público con capacidades distintas (visuales y auditivas).

“Ya antes adaptamos Mi socio, que se estrenó en dos formatos especiales recién diciembre de en 2019. Con Mi socio 2.0 es viable la adaptación, pero ese trabajo tiene un costo. Ya tenemos los permisos, estamos a la espera de cooperantes. Nuestro objetivo es que los filmes icónicos nacionales cumplan con este requerimiento”, explicó Lluvia Bustos, de la productora SCAT.



Comentarios