Escucha esta nota aquí

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, celebrada del 1 al 7 de agosto, la Organización Mundial de la Salud informó de que existen enfermedades de la madre que pueden poner en riesgo a los recién nacidos con la lactancia materna.

La leche materna es el alimento más completo y el único que todo recién nacido necesita para su desarrollo. Comúnmente la llaman “oro líquido”, porque fortalece al bebé de manera sostenida e integral con los nutrientes necesarios, en la dosis correcta.

Sin embargo, si hay probabilidad de transmisión de enfermedades, se debe alimentar al bebé con suplementos, algunas veces de forma temporal y otras, definitiva. ¿Cuándo la lactancia no es  posible? Cuando la madre padece de leucemia humana de células T.

La transmisión del virus HTLV tipo I y II (que causa la leucemia) a través de la leche materna, está demostrada. Cuando contrae brucelosis, que es una infección que se transmite de los animales a las personas.

Asimismo, se puede dar de lactar, pero con tratamiento o con interrupciones temporales, cuando la madre tiene inmunodeficiencia humana (VIH) tipo 1, tuberculosis, herpes simple, hepatitis C y Citomegalovirus (CMV). Empero, es recomendable que todos estos procesos sean supervisados por médicos

Tags

Comentarios