Escucha esta nota aquí

FOTOS: JORGE IBÁÑEZ, FACEBOOK Y GABRIELA FLORES

Botellas de cristal, bolsas de plástico y otros residuos que acabarían llenando los vertederos se han convertido, de la mano de algunos creadores, en una forma de arte sostenible que denuncia la degradación del planeta y sorprende por su originalidad.

Las posibilidades llegan hasta donde alcanza la imaginación, lo que se refleja en la labor de Verónica Virreira, Cinthia Zeballos, Gabriela Flores y Andrés Dávalos, que, a través de diversos emprendimientos, logran demostrar que la creatividad es uno de los motores más potentes que tiene el ser humano para solucionar problemas y mejorar su entorno.

Este lunes 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje y la oportunidad es propicia para conocer algunas historias de creativos que se han dedicado a reciclar y a convertir esta tarea en algo más que un estilo de vida.

Un compromiso

En los últimos años, la cruceña Verónica Virreira fue creciendo artísticamente. Retratos (2006) dio a conocer su talento para captar la magia de las miradas, mientras que Desde mis raíces (2018) proponía historias de un pueblo que recibió una herencia musical.

A medida que avanzaba en su búsqueda, su capacidad para pintar rostros se combinaba con la innovación de sus propuestas en las que exploraba los ácidos para obtener los tonos del óxido.

Sus sueños la alejaron del país y, en 2019, la llevaron a Florencia (Italia) adonde llegó para cursar una maestría en arte visual.

Sin embargo, la pandemia la encontró en uno de los países más golpeados en la primera ola, y se vio obligada a retornar a Santa Cruz, no sin antes convencerse a sí misma de que ningún tropiezo le impediría continuar en su avance como artista.

Aquí fue donde se dio cuenta de que debía darse una oportunidad y dársela al mundo.

“La pandemia nos ha demostrado que es momento de sensibilizarse con el medioambiente, con las personas. Sobre el reciclaje se conoce poco y ahora es la oportunidad de hacerlo, porque la experiencia nos está demostrando que hay que respetar el planeta. La economía circular nos dice que todo puede ser sostenible en el tiempo, entonces, se trata de asumir un compromiso con el medioambiente”, comenta Virreira, acerca del trabajo al que está dedicada desde que profundizó en la reflexión sobre la urgencia climática del planeta.

Su compromiso tiene que ver con salvar al mundo del plástico. Verónica comenzó a utilizar tubos de cañería a los que iba dando forma con fuego y deformando el material cilíndrico hasta convertirlo en animales y plantas que logran representar lo que el planeta necesita.

“No tenía material para trabajar, así que hice un pacto con el plástico”, añade Verónica, mientras recuerda que la realidad le confirmó que estaba en el camino correcto cuando obtuvo el Premio a la Creatividad en el concurso La Donna nell’ Arte (La mujer en el Arte), organizado por la galería italiana ArtExpò Gallery, de Florencia. Luego, la misma institución junto a Art in the World, le otorgaron el reconocimiento a Artista del Año 2020.

Mientras tanto, iba dando forma a Maleable ser, una serie de obras en la que el plástico es el protagonista. La colección se expuso este año en Manzana 1 y marcó el retorno a las actividades presenciales en las salas del espacio de arte. Recientemente ha expuesto en Kiosko Galería y en el hotel Radisson.

“El mensaje es a través del arte, mi voz verde es el arte. Pero generar conciencia debe ser una labor de todos, porque si cada uno aporta con poco se puede lograr una gran obra. Se trata de hacer arte con lo que tenemos a mano y mejor si hacemos una alianza con la ecología y el planeta”, asegura Virreira.

Prendas útiles

La reutilización de prendas de vestir como una forma de moda ecológica. Es el trabajo que realiza Cinthia Zeballos en Salvé Bolivia, empresa que promueve el consumo consciente y la moda circular a través del life cycling, proceso de trabajo artesanal con el que se reutilizan las prendas de segunda mano y se las transforma en una nueva para introducirla en el mercado.

“En vez de comprar telas nuevas, lo que hacemos es utilizar lo que ya existe, por ejemplo, de un vestido podemos crear tres blusas o de un pantalón jean de hombre hacemos tres jeans de mujeres, entonces, recreamos las prendas”, explica Zeballos.

El propósito de Salvé Bolivia es contrarrestar el impacto negativo que genera la industria textil en el medioambiente y crear conciencia sobre este tema a través de la moda y el diseño.

“Es una marca que busca dar voz en términos medioambientales. Para la creación de un pantalón jean, desde el inicio hasta el final del proceso, se utilizan 7.000 litros de agua; lo que buscamos es reutilizar la prenda que ya existe, darle forma, vida y valor, evitando ese consumo innecesario del agua, además del uso de tóxicos y la explotación de la fuerza humana”, agrega Zeballos.




Ropa. Salvé Bolivia propone la reutilización de prendas de
vestir como una forma de moda ecológica


El impacto

En 2008, Gabriela Flores Terceros fundó Kirah Design, una empresa social enfocada en generar impacto económico y ambiental. “En Bolivia no hay educación para reciclar. Normalmente, la gente lo hace por una necesidad económica, pero no existe esa educación de que no hay que botar las cosas”, expresa.

A partir de ese concepto, Flores propone elaborar diseños innovadores en los que la materia fundamental es la madera desechada. También trabajan con plástico, especialmente con los vasos que se tiran a la calle, que son hechos con técnica de soplado a mano.

“Ahora se trata de educar a la gente, no es solo reciclar, sino reconocer el impacto que esto genera en su vida diaria, en su vida como parte de una comunidad, de un barrio y eso es lo que falta mucho por hacer, pero hay cada vez más voces en Bolivia que están generando mucha conciencia con el tema y ese es el camino correcto”, señala Flores.

Kirah Design ha creado un concepto de diseño, inspirado en la filosofía japonesa que afirma que se puede encontrar la belleza en la imperfección. “Hemos tenido que educar al artesano, al cliente para que valoren todo el trabajo que hay en una pieza. Ser ecológico está o no está en el ADN de cada empresa, no hay medias tintas, o lo haces bien o no lo haces y en Kirah intentamos demostrar eso todos los días”, concluye.

Disco eterno

El músico argentino Charly García acostumbraba decir que los discos de vinilo van a durar por siempre. Y a pesar de que algunos trabajos artísticos se siguen grabando y reproduciendo en este formato, el vinilo ha pasado a ser un objeto de colección de nostálgicos.

La conciencia ecológica y la creatividad también permiten que este material se convierta en un artículo útil para otros fines. Uno de esos usos es el que propone Andrés Dávalos, propietario de ReciclArte, emprendimiento que se dedica a la elaboración de relojes en discos de vinilo de 30 x 30 cm, con toda clase de diseños a gusto del cliente.

“Convertimos los antiguos discos de vinilos en arte. Todo el proceso es hecho a mano desde el dibujado hasta el calado del mismo, ReciclArte tiene siete años”, cuenta Dávalos, que menciona a los Beatles, Queen, Soda Stereo y los Rolling Stones como los artistas o personajes que más busca la gente en los diseños.

Además de la tienda de la calle Aymerich 3140, por la avenida Paraguá y tercer anillo externo, ReciclArte ha expuesto su trabajo en el Museo Arte Campo, el Espacio Catalá, La Federal y Market Creativo en Patio Design. El domingo 23 de mayo estará presente en el Mercadito Eco de la plaza Blacutt.

“A algunos les gusta tanto este trabajo que terminan regalándonos los discos o intercambiándolos por algún diseño o modelo que desean”, señala Dávalos.





Original. ReciclArte se dedica a la elaboración de relojes en discos de vinilo. Ideales para dar un toque de rock a nuestra pared.

Consejos prácticos para reutilizar objetos, una especie de segundas oportunidades

El acto de reutilizar abre paso en cada persona a que se produzca en ella dos cosas: una conciencia ambiental y una viva experiencia de ver una creación nueva, que nunca había pasado por su mente, tratándose de conocer que tan positivo es lograr darle otro uso a un objeto cualquiera.

Reutilizar engloba todos esos materiales que son desechados diariamente en los hogares, los cuales pueden tener una utilidad después de ser usados para el fin con el que fueron fabricados.

A continuación, algunas recomendaciones para no desechar los objetos que muchos pueden creer que no sirven:

Los envases regularmente pueden ser utilizados como contenedores para plantar matas. Si el envase es de cristal, la planta puede ser acuática, lucen muy bien en estos; si la planta es terrestre, el recipiente perfecto es el de metal, igualmente, se pueden almacenar alimentos.

Con un poco de creatividad, se logra dar un nuevo estilo a los vestidos al reutilizar los colores de las telas terminan en nuevos modelos aquellas que ya deseabas tuvieran otra forma.

Es común ver en la basura los electrodomésticos desechado por ‘no funcionar o por terminar rotos’. Muchas personas consideran darle otro uso y los recogen; con imaginación, diseñan trabajos únicos, que se describen como especiales ejemplos de ellos: peceras, y otros y además guardan repuestos para agregarlos en una nueva sección.

Los huesos son ideales para que los animales pasen un buen rato entretenidos, también, se han visto casos que se hacen adornos con ellos, todo eso hace ver hasta dónde llega la creatividad si de reutilizar se trata.

Las latas o recipientes de metal generalmente vienen con tapas muy prácticas. Al momento de pensar en reutilizarlas, son diferentes las formas en que se le puede dar un nuevo funcionamiento, una muy tentativa es usarlo para macetas.

Los diferentes tipos de zapatos permiten que se puedan tener muchas ideas originales de como reutilizarlos. Hay zapatos de muchos tamaños y materiales que pueden reutilizarse, viéndose llamativos por su variedad de colores.

Las botellas de vidrio son uno de los objetos más comunes al momento de reutilizar. Estas pueden ser muy versátiles por la variedad de colores y tamaños en las que se pueden encontrar, sin pensar en todos los diseños que tienen. Hay muchas de ellas que son de diseños clásicos y modernos.

Las botas de plástico o goma son ideales para hacer macetas para las plantas ornamentales.


Diseño. La belleza se puede encontrar en la imperfección,
es parte de la filosofía en la que se basa el trabajo de Kirah
Design.

Toda clase de objetos desechados se pueden volver a utilizar



Comentarios