Escucha esta nota aquí

Un casco desarrollado en la ciudad israelí de Haifa podría marcar un hito en el tratamiento del trastorno por déficit de atención, ya que en vez tratar esta enfermedad con medicación lo hace a través de descargas eléctricas que consiguen reducir los síntomas de la citada dolencia.

“Creemos que nuestra solución afectará a todo el mundo y no solo a las personas que sufren el trastorno por déficit de atención (TDA)”, explica a Efe Rami Shacour, cofundador y CEO de Innosphere, la empresa que ha desarrollado el producto.

El dispositivo que han creado, con forma de casco, se coloca en la parte superior de la cabeza y envía cargas eléctricas a regiones específicas del cerebro relacionadas con el TDA. El paciente debe utilizarlo 20 minutos diarios durante 10 o 15 días consecutivos, tras los cuales sus desarrolladores prometen un efecto duradero./ EFE

Comentarios