Escucha esta nota aquí

En 25 años aumentó de sobremanera la devoción hacia el Divino Niño, pues se estima que alrededor de 20.000 fieles acuden los fines de semana al templo situado en Buen Retiro, en el municipio de San Carlos, en el norte cruceño. Por ese motivo, la Arquidiócesis de Santa Cruz, al mando de monseñor Sergio Gualberti, en una solemne misa, de la que participó el gobernador Rubén Costas, elevó la antigua capilla de La Merced, como era conocida, a la categoría de santuario, el mismo que estará a cargo del cuidado pastoral de los padres salesianos de Don Bosco.

La imagen, que fue recibida de Colombia, en este lapso de tiempo se hizo conocida, no solo en Santa Cruz, sino también en el país, pues cada primer domingo de mes, desde enero hasta septiembre, los devotos llegan masivamente a visitarla para hacer y pagar promesas. La afluencia es mayor de parte de jóvenes matrimonios, que llevan a sus hijos para ser bendecidos y para recibir la protección del Niño Jesús, que es la advocación que se celebra.

La hermana Fanny Tapia, fundadora e impulsora de la devoción de la imagen, fue la encargada de leer el decreto de declaración del templo en santuario, cumpliendo uno de los objetivos propuestos.

El párroco del nuevo santuario, Carlos Longo, resaltó los preparativos que se hicieron a lo largo del año, como la preparación religiosa, con la novena; las actividades deportivas, como las carreras de bicicletas para niños; así como una entrada folclórica universitaria, con la participación de nueve comparsas.

Para facilitar la llegada de los peregrinos, hace una década que la Gobernación mejoró y luego pavimentó la carretera, con lo que dio vida a esta población que cada domingo espera a los visitantes.

Exhortación

Al presidir la solemne misa, monseñor Gualberti resaltó que es necesaria la construcción de un nuevo edificio para albergar la cantidad de peregrinos que acuden cada primer domingo de mes.

Esa afluencia fue corroborada el 1 de septiembre en las 11 misas que fueron celebradas, donde la gente abarrotó el templo.

Luego de la eucaristía, monseñor Gualberti y el padre Longo visitaron el terreno donde se han construido los cimientos de la nueva edificación, con una extensión de 9.000 m2, la cual albergará a 10.000 personas.

Tags

Comentarios