Escucha esta nota aquí

Nada menos que 24 personas perdieron la vida ahogadas en ríos, lagunas y piscinas, o luego de extraviarse en el monte, en lo que va del año en el departamento de Santa Cruz, razón por la cual autoridades de la Gobernación están ofreciendo capacitaciones con lineamientos generales de sobrevivencia y talleres específicos sobre primeros auxilios, nado u orientación en la selva a fin de aprender a superar este tipo de situaciones adversas.

Enrique Bruno, secretario de Seguridad Ciudadana, manifestó que la mayoría de estos fallecimientos se dieron en circunstancias en las que las personas se encontraban pescando o en actividades recreativas, en las cuales influyó la imprudencia o no se observaron las normas de seguridad correspondientes.

En el primer trimestre del año murieron 21 personas y en este mes de julio otras tres, por imprudencia en los ríos y lagunas, la mayoría pescadores y gente que fue de paseo con su familia o amigos. Estos casos fatales se dieron a lo largo del Río Grande, en proximidades de las localidades de Quimome, Paurito, Chané, Okinawa, Chané Independencia, Montero Hoyos y Puerto Paila.

Asimismo, en el río Palacio, por Santa Rosa; en el río Piraí, en la laguna de Porongo, en El Torno, en La Guardia, en Buena Vista, en San Juan, en San Javier y en el balneario Mar Adentro.

“Estos cursos son gratuitos para toda la gente interesada en aprender técnicas básicas, entre ellas tienen que saber navegación y el uso del chaleco, sepa nadar o no la persona”, manifestó Bruno.

Cómo solicitar un taller

En la capital cruceña, los cursos se dictan en el edificio de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, situado en el cuarto anillo y la avenida Alemania; también se dan en las provincias, de acuerdo con un cronograma establecido.

Paola Weber, coordinadora del Centro Operativo de Emergencia Departamental (COED), explicó que hay dos formas de registrarse para recibir instrucción. La primera, reservada para la gente que muestra interés de forma individual y, la segunda, por grupos, asociaciones, juntas vecinales o empresas, municipios, etc.

“En el primer caso, anotamos a los que llegan de a uno hasta completar 24 personas y se les asigna una fecha para el curso; en el caso de los grupos, deben solicitar el curso mediante una carta dirigida al coronel Juan Carlos Ibáñez Morales, director de Gestión de Riesgo”, señaló Weber.

Una capacitación general en aspectos de seguridad puede demandar de tres a cuatro horas. Empero, si se trata de primeros auxilios, si solicitan navegación diurna o nocturna en el monte o necesitan aprendizaje de rescate en piscina, en lagunas o ríos, se requieren dos o tres días, pues esos conocimientos demandan lecciones prácticas.

“Estos cursos son evaluables, por lo que pueden durar hasta cuatro días, dependiendo si el nivel es inicial, intermedio o avanzado. Enseñamos las técnicas y vemos la condición física. Si no saben nadar, los adiestramos; si saben nadar, les hacemos una prueba de resistencia”, manifestó la coordinadora del COED.

Tags

Comentarios