Escucha esta nota aquí

Un becario del banco Merrill Lynch de 21 años colapsó y murió en Londres después de trabajar 72 horas seguidas.

Cuando la compañía ArcelorMittal cerró una planta de acero que había adquirido, un empleado de 56 años murió de un ataque al corazón tres semanas después. Su familia dijo que se debió al shock.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo ha informado que más de la mitad de los 550 millones de días laborales perdidos anualmente por ausentismo "están relacionados con el estrés".

En 2015, un análisis de casi 300 estudios encontró que las malas prácticas en el lugar de trabajo influían mucho en la mortalidad y probablemente conducen a una enfermedad diagnosticada, como el humo de segunda mano, un carcinógeno conocido y regulado.

Las prácticas laborales perjudiciales incluyen largas jornadas de trabajo, conflictos entre el trabajo y la familia, inseguridad económica derivada de la pérdida de empleos, no tener horarios regulares, ausencia de control laboral y, en EE.UU., no tener seguro médico.

El lugar de trabajo está enfermando a las personas e incluso matándolas, y eso debería preocuparnos.

Con los crecientes costos de atención médica en todo el mundo, el lugar de trabajo se ha convertido en un importante problema de salud pública.

"Según la clínica Mayo, tu supervisor es más importante para tu salud que tu médico familiar", dice Bob Chapman, director ejecutivo de la firma de manufactura Barry-Wehmiller.

El Foro Económico Mundial estima que aproximadamente las tres cuartas partes de los gastos de atención de la salud a nivel mundial corresponden a enfermedades crónicas y enfermedades no contagiosas que representan el 63% de todas las muertes.

Las enfermedades crónicas provienen del estrés y comportamientos poco saludables como fumar, beber, consumir drogas y comer en exceso a causa del mismo estrés.

Numerosas encuestas muestran que el lugar de trabajo es una de las principales causas de estrés y, por lo tanto, es una causa importante de la crisis de sistema de salud.

El Instituto Estadounidense del Estrés afirma que el estrés en el lugar de trabajo le cuesta a la economía estadounidense unos US$300.000 millones cada año. Un artículo que escribí en una revista científica estimó que hubo 120.000 muertes anuales adicionales en EE.UU. debido a prácticas de gestión nocivas, y que los costos adicionales de atención de la salud fueron de US$190.000 millones cada año.

Eso convierte al lugar de trabajo en la quinta causa de muerte, peor que la enfermedad renal o el Alzheimer.

En Reino Unido, la oficina de salud y seguridad informó que entre 2016 y 2017 se perdieron 12,5 millones de días laborales por estrés, depresión o ansiedad relacionados con el trabajo.

Comentarios