Escucha esta nota aquí

El 18 de julio de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas, decidió decretar ese día como el Día Internacional de Nelson Mandela, como reconocimiento a los aportes del expresidente de Sudáfrica en materia de cultura de la paz y la libertad.

Estos son los siete grandes hitos de la vida de Mandela, figura clave en la lucha antirracista y por la democracia del siglo XX:

1.- Nacimiento

El 18 de julio de 1918, Rohilahla Mandela nació en el pueblo de Mvezo (sudeste). Fue el primer miembro de su familia, perteneciente al pueblo xhosa, en ir a la escuela, donde su maestra le dio el nombre de Nelson, que usaría el resto de su vida.

2.- Congreso Nacional Africano

En 1944, se unió al Congreso Nacional Africano (CNA), una prominente organización que sería la semilla de la lucha contra el “apartheid”.

Tras la instauración del segregacionismo en 1948, Mandela centró sus esfuerzos en convertir al CNA en un movimiento de liberación.

3.- Figura popular

El joven Mandela se convirtió en una popular figura y las autoridades lo marcaron como objetivo, al acusarle de traición. Antes de ser declarado culpable en el Juicio de Rivonia, pronunció su famoso discurso “Estoy preparado para morir”, que le otorgó relevancia internacional. Fue condenado a cadena perpetua el 12 de junio de 1964 en la prisión de Robben Island, cercana a Ciudad del Cabo.

4.- Preso político

Mandela fue conocido como el preso político más famoso del mundo, y numerosas voces internacionales pidieron su liberación. Pasó por varias cárceles mientras el régimen del “apartheid” se debilitaba por la presión internacional.

Finalmente, el 11 de febrero de 1990, tras 27 años y medio de cautiverio, Mandela fue liberado. Ese día pronunció un discurso ante miles de personas en Ciudad del Cabo: “Os saludo a todos -dijo- en nombre de la paz, de la democracia y de la libertad para todos”.

5.- Presidente del CNA

En 1991, Mandela fue elegido presidente del CNA. Ese mismo año se celebró la primera Convención para una Sudáfrica Democrática (Codesa), que, aunque aún evidenció un distanciamiento entre el líder de la mayoría negra y el presidente del país, Frederik Willem de Klerk, sentó las bases para venideros cambios.

6.- Premio Nobel de la Paz

Aunque De Klerk y Mandela ya habían recibido elogios de la comunidad internacional y galardones por sus negociaciones para una transición hacia una Sudáfrica democrática, el más importante llegó en 1993: el Premio Nobel de la Paz.

7.- Primer presidente negro

Sudáfrica celebró en abril de 1994 sus primeras elecciones democráticas multirraciales, en las que, por primera vez, la mayoría negra pudo hacer oír su voz a través de las urnas, lo que supuso una victoria del CNA, que obtuvo el 62,65 % de los votos. Mandela se convirtió el 10 de mayo de 1994 en el primer presidente negro de Sudáfrica. Nombró segundo vicepresidente a De Klerk en un Gobierno de unidad nacional.

Comentarios