Escucha esta nota aquí

El alcalde de Ipala, Esduin Javier, noqueó a su par de Mixco, Neto Bran, en el primer asalto de un combate inédito entre dos funcionarios guatemaltecos en busca de fondos para obras en sus comunidades.

El árbitro suspendió el combate a los dos minutos de la pelea en la que Javier fue muy superior y envió a la lona del cuadrilátero a Bran, sin armas para repeler la embestida. 

La arremetida de Javier, conocido como Tres Kiebres, causó furor entre las 5.000 personas que abarrotaron una edificación construida para realizar jaripeos (monta de toros) en Ipala, unos 200 km al noroeste de Ciudad de Guatemala.

Bran es el alcalde de Mixco, colindante al oeste con la capital guatemalteca.

El público del combate entre los alcaldes, convertidos momentáneamente en boxeadores, estaba dividido. Cada uno llevó a cientos de seguidores, aunque otros acudieron por lo singular del evento en el llamado Coliseo de Ipala y donde se improvisó el cuadrilátero en medio de recinto.

Bran, de 39 años, y Javier, de 50, promovieron el encuentro en videos en sus redes sociales y fue transmitido en vivo por un canal de televisión local. El combate tuvo el aval de la Federación Nacional de Boxeo, entidad que designó a los cinco jueces de la pelea, entre ellos tres salvadoreños.

La pelea entre los dos funcionarios estaba pactada a cinco rounds de tres minutos.

Sin embargo, la impresionante y contundente arremetida de Tres Kiebres impidió a los asistentes a presenciar menos de un round, pues el árbitro suspendió la pelea al considerar que Bran ya no estaba en condiciones de seguir peleando debido a que fue incapaz de meter las manos para defenderse.

Según los alcaldes, los fondos recaudados serán para reconstruir un asilo de ancianos en Ipala y terminar la edificación de un arco colonial en Mixco.