Escucha esta nota aquí

Mesut Özil vivió uno de los peores sustos de su vida cuando un delincuente lo abordó desde una motocicleta con el propósito de robarle su camioneta en Londres. El acto no pudo consumarse porque su compatriota y compañero del Arsenal, el lateral Sead Kolasinac, bajó el vehículo a encarar al malhechor y permitir a Özil escapar de la escena.

El acto fue captado por una cámara de seguridad que registró el hecho. Kolasinac, de 26 años, le presentó pelea al ladrón, atemorizándolo con su 1,83 metros de estatura, y lo golpeó hasta que desistió de su intención para después irse del lugar.

"Fue totalmente loco y extraño. Su auto estaba parado allí vacío en medio de la carretera con la puerta abierta. Özil parecía absolutamente aterrorizado, como cualquiera lo haría después de ser perseguido por hombres con cuchillos", dijo uno de los testigos, Azuka Alintahm en declaraciones tomadas por @afcstuff.

Comentarios