Escucha esta nota aquí

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) se convirtió en la institución deportiva número cien en el mundo en unirse a la iniciativa de Naciones Unidas para el cambio climático, anunció este jueves en un comunicado.

El presidente de la DFB, Fritz Keller, firmó el miércoles la carta de compromiso, que impondrá notablemente al mundo del fútbol alemán reducir sus emisiones de CO2, y disminuir su consumo de agua y papel. 

La noción de protección del medioambiente ya está integrada en los proyectos de Alemania para la organización de la Eurocopa-2024, precisó la Federación. 

Organizaciones como la NBA, la FIFA, la World Rugby, la FIS (Federación Internacional de Esquí) y la FIA (Federación Internacional del Automóvil) ya se han adherido a la iniciativa, lanzada por el Comité Olímpico Internacional (COI).

 "Solo se puede jugar al fútbol con una naturaleza intacta", declaró Fritz Keller, "gracias al acuerdo con las Naciones Unidas y a otras medidas, vamos a poder reforzar nuestra acción para la protección del clima y el medioambiente".

 La futura academia de fútbol, en construcción en Fráncfort, un edificio de casi 50.000 metros cuadrados, será enteramente iluminada con lámparas LED parcialmente alimentadas por un sistema fotovoltaico. 

El agua de lluvia recogida por cisternas podría suministrar 23.000 metros cúbicos de los 38.000 necesario cada año, y medidas arquitectónicas serán tomas para limitar el consumo de energía.