Escucha esta nota aquí

La ciudad de Rosario sigue rendida a los pies del ex astro argentino Diego Armando Maradona que en el partido de su equipo Gimnasia y Esgrima de La Plata recibió un sillón de lujo para dirigir en el partido contra Newell’s Old Boys, en el estadio Marcelo Bielsa.

En la previa del cotejo, la dirigencia del ‘leproso’ rindió homenaje a Maradona que defendió la camiseta del club rosarino en 1993. La acción fue acompañada por una ovación del público presente para el ex campeón mundial de México 1986.

“Estuve hablando con la gente de Newell's, algún día nos veremos. Yo no hablo por hablar. No quiero poner calientes a los de en frente. Yo soy leproso y a mí no me compra nadie. Gracias por venir, gracias por el recibimiento, gracias por esto. Gracias por este amor”, sostuvo Maradona a todos los hinchas rojinegros.

El técnico de Gimnasia Esgrima de La Plata se dirigió a la banca de suplentes donde la dirigencia de Newell’s le tenía preparado el sillón, similar a un trono. Maradona firmó es espaldar y desde ahí observó el partido dando indicaciones.

Por una operación en la rodilla derecha, ‘pelusa’ no puede estar mucho tiempo parado y debe sentarse para lanzar las instrucciones a sus dirigidos.