Escucha esta nota aquí

"Soy gay. Hasta escribirlo en esta carta es un gran paso para mí. Solo mi familia y un reducido grupo de amigos saben de mi sexualidad", dice el inicio de la carta de un futbolista de la Premier League, que fue difundida a diferentes medios de comunicación de Inglaterra, a través de la Fundación Justin Fashanu (organización que lucha por la inclusión y contra la homofobia en el fútbol) y replicada por la prensa internacional.

"No me siento listo para compartirlo con mi equipo o con mi entrenador. Es algo difícil. Paso mucho tiempo de mi vida con estas personas y cuando salimos a la cancha somos un equipo. Aun así, algo dentro mío hace que se me haga imposible abrirme con ellos respecto de cómo me siento. Espero que algún día pueda hacerlo", se lee en el texto que escribió este jugador profesional de uno de las ligas más importantes de Europa.

El futbolista indica que desde sus 19 años sabe que tiene esta orientación sexual y que poco a poco le ha ido afectando mentalmente. “Me siento atrapado y mi miedo es que revelar la verdad sobre lo que soy, solo haga que las cosas sean peores. Entonces, aunque mi corazón frecuentemente me dice que necesito hacerlo, mi cabeza siempre me dice lo mismo: ¿Por qué arriesgarlo todo?”, se pregunta.

También indica que la Asociación de Futbolistas Profesionales de ese país ofrece consejería para apoyar a los futbolistas que declaren su homosexualidad, pero agrega que el tema va más allá. “Ese no es el punto: si yo necesitara una consejería me sacaría un turno para una cuando quiera. Lo que tienen que hacer los que manejan el deporte es educar a los fanáticos, los jugadores, los entrenadores, los agentes y los dueños de los clubes, básicamente a todos los involucrados en el juego. Si yo decidiera dar ese paso me gustaría saber que voy a contar con apoyo en cada paso de mi camino. Hoy no siento que vaya a ser así”, dice en otro fragmento de la carta. 

Acerca de cuándo lo dará a conocer, el futbolista indicó que lo hará cuando se retire, como lo hizo el exfutbolista Thomas Beattie. "Desearía no tener que vivir mi vida de esta manera, pero la realidad es que aún hay muchos prejuicios en el fútbol. En numerosas ocasiones he oído cánticos y comentarios homofóbicos de parte de los fanáticos, que no están dirigidos a nadie en particular. Extrañamente, esto no me molesta durante los partidos porque estoy muy concentrado en jugar. Recién cuando me subo al avión o cuando hablo con el entrenador es que me doy cuenta", concluye el futbolista.