Escucha esta nota aquí

La televisión pública china CCTV retiró de su programación el partido de la Premier League inglesa entre el Arsenal y el Manchester City, este domingo, luego del apoyo público del centrocampista de los 'Gunners' Mesut Ozil en favor de los uigures de Xinjiang.

Ozil, internacional alemán de origen turco, había condenado el viernes en las redes sociales la represión de China contra la minoría musulmana en su región occidental, criticando también a los países musulmanes por no denunciar los abusos.



Ver esta publicación en Instagram

#HayırlıCumalarDoğuTürkistan 🤲🏻

Una publicación compartida por Mesut Özil (@m10_official) el


"Se queman Coranes... Hay mezquitas destruidas... Se prohíben escuelas islámicas... Intelectuales religiosos asesinados unos tras otros... Hermanos enviados por la fuerza a campos", se indignó el futbolista de origen turco en un mensaje difundido el viernes en esa lengua en Twitter e Instagram.

"Los musulmanes siguen en silencio. No se escucha su voz", añade en ese texto, que luce de fondo la bandera de lo que los separatistas uigures llaman el Turquestán Oriental.

Inicialmente el partido debía retransmitirse en directo por la cadena deportiva de CCTV poco después de medianoche, el lunes, según la parrilla difundida anteriormente en la cuenta oficial de la Premier.

Sin embargo, este domingo, CCTV sustituyó el partido previsto en su programación la transmisión diferida entre el Tottenham y el Wolverhampton.

El básquetbol estadounidense también sufrió represalias por parte de la televisión china luego del apoyo del director general de los Houston Rockets, Daryl Morey, a los manifestantes pro-democracia de Hong Kong, lo que llevó a tensiones diplomáticas entre ambos países.