Escucha esta nota aquí

Una nueva iniciativa busca fortalecer y encauzar los desafíos del fútbol femenino en el país desde diferentes vertientes y con aval internacional. Se trata de Bolivia Rush, un club emergente que, más que visibilizarse, busca la proyección de talentos jóvenes y que estos puedan llegar a jugar al fútbol de manera profesional.

El reto está ligado a otras acciones en las que buscan apoyo de otros actores del deporte, entre ellas la consolidación de una Liga Profesional de Fútbol Femenino, ámbito que todavía no llegó a consolidarse a escala nacional, a diferencia del fútbol masculino.

"En una investigación realizada, una de las conclusiones reflejó que no hay un apoyo preciso de las autoridades e, incluso, desde el mismo entorno familiar y social de las jugadoras, donde todavía existe rechazo sobre el perfil de las mujeres en el fútbol", afirma Violeta Núñez, presidenta de Bolivia Rush.

Pero el impulso que buscan dar a los talentos no se queda en aspiraciones, puesto que el club tiene respaldo de Rush Soccer, una organización internacional de fútbol con sede en Nueva York (EEUU). Esta entidad deportiva tiene sociedad con más de 80 clubes juveniles y profesionales de todo el mundo, espacio por lo que pretenden visibilizar a las jugadoras emergentes del fútbol local. Ya existen experiencias de haber enviado jugadoras al exterior.

"Tenemos una base masculina y yo era un tanto ignorante respecto al fútbol femenino y de que hay más mujeres de lo que parece que quieren jugar este deporte. Y en verdad si hay interés por parte de las jugadoras, pero lo que no hay es visibilidad, apoyo y la desigualdad latente se da desde temprana edad", reconoció el director deportivo de Bolivia Rush, Frederick Hurtado.

Otra de las premisas es conformar una base sólida en su equipo y por ello también están a la expectativa de nuevas integrantes, independientemente de su talento o clase social. "Para nosotros lo más importante es conformar un equipo, una familia y llegar a ser un club profesional. Queremos impulsar a nuestras jugadoras mediante las canchas y las redes sociales, brindarles materiales de entrenamientos para su desarrollo profesional", apuntaron los entrevistados.

De momento, Bolivia Rush participa de la Primera B de la Liga Femenina de Fútbol (Lifeful), la cual se desarrolla a escala local. El cuadro está conformado por chicas de bajos recursos y que provienen, entre otro lugares, de las ciudadelas, a quienes no se les pide una mensualidad, por lo que están activamente buscando sponsors y socios hinchas que apoyen al soporte de estas jugadoras.

Para concretar una liga profesional es competencia de las misma Federación Boliviana de Fútbol (FBF), según detalla Núñez, pero, mientras tanto, se orientan a las conexiones internacionales para reflejar el trabajo que se hace con las jugadoras y otros clubes desde la cancha del barrio La Santa Cruz.

También están a la espera de acercarse a las nuevas autoridades electas, así como al sector privado y buscando el interés de que tengan el desafío de apoyar al fútbol femenino y a la vez promoviendo la campaña de socios #SocioPorIgualdad para captar hinchas y aportantes que quieran dar este paso de la profesionalización de las futuras y actuales promesas.

Comentarios