Escucha esta nota aquí

Hasta el momento no conoce el motivo de su destitución y es por eso que ha tomado la decisión de renunciar a dirigir las selecciones femeninas de fútbol, mientras no se planifique sobre esta categoría. Fue lo que manifestó a DIEZ Napoleón Cardozo, el exDT de los combinados nacionales. Según la directora de la FBF, Lily Rocabado, fue despedido por la pandemia, pero Cardozo dice no saber nada.

Asimismo, el experimentado entrenador dice que, si le hubieran explicado el motivo, podía trabajar gratis, junto a la preparadora física, Yener Rodríguez, que también fue apartada del cargo. Ambos recibían de la FBF un sueldo permanente, mientras que el resto del cuerpo técnico fue contratado eventualmente.

¿Por qué lo destituyeron como director técnico de las selecciones femeninas de fútbol? La responsable a escala nacional, Lily Rocabado, aseguró que fue por la pandemia

Nosotros nunca supimos que era ese motivo, simplemente en la carta dice rescisión de contrato como técnico y sus colaboradores. Es bueno aclarar que solo la preparadora física, Yener Rodríguez, y yo teníamos sueldos fijos. Los demás eran contratados eventualmente. Cuando volvimos de Argentina (tras la participación en el Sudamericano Sub-20) el resto ya había terminado su proceso. Teníamos dos funciones (Cardozo y Rodríguez), preparábamos a las selecciones y cuando no había actividad, realizábamos trabajos de oficina.

Si usted hubiera conocido el motivo, ¿cuál habría sido su decisión?

Hasta gratis lo hubiéramos hecho (de quedarse en el cargo), ya que muchísimas veces lo hicimos por el fútbol femenino. Si es que ella (Lily Rocabado) nos hubiera manifestado que la decisión (de destituirlos) fue por la pandemia (…). Esa no era la intención, solo buscaban despedirme sin explicación.

¿Logró presentar su descargo ante la FBF?

Teníamos que presentarlo después de volver  a Bolivia, el 16 de marzo, pero el mismo día ya teníamos la carta de despido y no lo recibieron (el descargo) ni escrito ni verbal. Después de ser despedidos, se los enviamos (a los dirigentes de la FBF) para que vean que no todo es negativo, como en toda competencia.

¿Qué explicación le dio Lily Rocabado?

Nada, absolutamente nada y me enteré por un programa de Tarija que les dijo lo mismo, que fue por la pandemia, pero a ellos les informó que mi despido era temporal. Lo que me duele es la falta de respeto porque no explican el motivo de la determinación que tomaron.

¿Hasta cuándo era su plan?

Teníamos un plan hasta 2022. Iniciamos el proceso con la selección mayor, ganamos tres partidos, de cuatro (frente a Puerto Rico y ante Perú). Después, en la gira en España les fue bien a la sub-16 y a la sub-19. Si bien es cierto que no se pudo conseguir los resultados (en esta última categoría), pero tener un partido de 2-0 con la selección de España, con India, con Villarreal y golear 5-0 (a Mauritania), para experiencia de las chicas, fue bastante importante. Además, dos de ellas (Emilie Doerksen y Cielo Veizaga) fueron invitadas por el Valencia para probarse. 

Después en Buenos Aires (Liga Sudamericana Sub-19), no nos fue tan bien porque lamentablemente futbolistas que estuvieron en la gira en Europa, como Doerksen, Veizaga, Joisi Prado y Daniela Ortega no pudieron viajar, ya que formar selecciones, mientras no reciban una remuneración, no es fácil por otras obligaciones que tienen. Luego paramos cinco meses para volver a trabajar con la selección sub-20 (Sudamericano-20), también hubo problemas en su preparación y hemos cosechado muy poco.

Se cortó un proceso y se viene el Sudamericano Sub-17.

Seguramente los dirigentes analizarán el daño ocasionado. Me pidieron resultados. La señora Lily (Rocabado) se presentó antes de viajar a Argentina (para disputar el Sudamericano Sub-20) y en su despedida dijo que los iba a exigir. Ahora, no sé, si los resultados se piden al inicio o al final de un proceso. Era nuestra primera competencia oficial. Creo que se le hace mucho daño al fútbol femenino, tomando en cuenta que no está bien organizado.

La sub-17 no está trabajando…

Otras selecciones de Sudamérica lo están haciendo, vía Zoom, con sus entrenadores, porque no los despidieron, aquí se corta un proceso y tampoco se nombra un nuevo director técnico inmediatamente.

¿Qué le deja esta experiencia?

He renunciado a las selecciones del fútbol femenino. No se respetó mi trayectoria, todo lo que he logrado con mucho sacrificio. Me despidieron sin recibir un informe verbal o escrito. Respeto a las personas, pero tampoco voy a permitir que no se tenga consideración a un profesional, más si es nacional. Si fuera extranjero hubiera tenido mi contrato firmado.

¿No volverá a dirigir a una selección femenina?

Don César (Salinas) me dijo que el fútbol es redondo y nos podemos volver a encontrar. Eso sí, si no se respeta un proceso, ¿para qué vamos a seguir? No tiene sentido. El plan tiene que ser respetado, salvo que sea una razón de fuerza mayor para que se destituya al técnico. Si la situación cambia, lo podría considerar, no tengo problema.

Lily Rocabado dijo en una entrevista a DIEZ que la ambición es clasificar a un mundial, ¿estamos cerca?

Soñar es gratis, todos podemos hacerlo, pero para llegar a un Mundial se debe realizar un proceso como lo hizo Chile, que empezó trabajando con la sub-17. Creo que se clasificaron después de diez años. Aquí, como estamos, es muy difícil que podamos llegar, más aún cuando países a los que nosotros antes les ganábamos como Perú, Ecuador, al mismo Chile, ahora son rivales complicados porque  han mejorado en la calidad técnica por su trabajo permanente. 

La única manera es que se respete un proceso de tres a cinco años, que se masifique el fútbol femenino en las divisiones menores y se capacite a los dirigentes y entrenadores. En Bolivia hay mucho talento, pero sin entrenamientos se pierde.