Escucha esta nota aquí

La pandemia aplazó temporalmente sus sueños, pero no la ilusión que tienen de llamarse Bolivia en el exterior, como lo están haciendo seis de sus compañeras. Marcela Ortiz y Luciana Patiño no ven la hora de retornar a Brasil para disputar el torneo estadual de Mato Grosso que fue suspendido temporalmente por el Covid-19.

En abril, Esporte Clube Comercial fichó a Ortiz y a Patiño mediante un convenio con sus clubes Atlético Independiente e Independiente FC, respectivamente. Se trasladaron hasta Campo Grande a inicios de marzo, a pesar de las dificultades, y empezaron su arduo trabajo diario, bajo el mando de Romilda Campos, la directora técnica que las seleccionó para que lleguen a la institución deportiva.

Ortiz y Patiño recibían un bono, hospedaje, alimentación, indumentaria y buenas condiciones para trabajar. “Teníamos todo”, confesó Ortiz, mientras se entrena virtualmente con Campos para no perder estado físico ni olvidar los conceptos tácticos que se repetían en las prácticas presenciales.

“Lo más importante es que, más allá de que nosotros vamos a retornar para el inicio del campeonato estadual, el club puede fichar a otra de nuestras compañeras”, remarcó Ortiz, que juega como volante de contención, reflejando su alegría porque le están abriendo camino a otras jugadoras.

Patiño también manifestó sus ganas de retornar a Mato Grosso, pues el campeonato se puede reiniciar en octubre. “Quedé en volver para continuar en el club. Cuando bajen los casos de Covid-19, retornaré a Campo Grande”, explicó a DIEZ la defensora central por izquierda.

Todo acordado

La delantera Marlene Flores tendrá que esperar un poco más para cumplir su objetivo. En mayo de 2021 viajará a Estados Unidos y mostrará sus cualidades en el Denver Rush de Colorado, club de la segunda división de ese país. Fue seleccionada y está ultimando detalles sobre el acuerdo.

“Me darán alojamiento, alimentación, prácticamente todo lo que necesito. Solo tengo que ir a trabajar y mostrar lo que sé hacer”, explicó Flores. Los Juegos Plurinacionales, en los que representó a su unidad educativa Lucio Siles Morales, le permitieron llegar a la selección boliviana y esta se convirtió en su vitrina al mundo. 

Flores espera retribuir la confianza que le brindaron y, mientras espera la fecha de su viaje, está estudiando su primer año de enfermería, carrera que planea continuar virtualmente. “Le voy a poner ganas, sé que es un riesgo, pero con la ayuda de Dios todo saldrá bien”, concluyó.

Otros casos

Las bolivianas Erika Salvatierra, Paola Guzmán y Ángela Cárdenas defienden la camiseta de los clubes españoles Maritim CFF, Viajes Interrías y SMX Athletic Club de Murcia, respectivamente. Mientras que todavía no se conoce el futuro de Paola Álvarez que terminó su contrato con el Racing Club Santander.

En fútbol de salón, Karla Ticona y María Cristina Galvez ficharon por el Teledeportivo, de la primera división esapañola, pero todavía no han informado cuándo se trasladarán al Viejo Continente.