Escucha esta nota aquí

Ella ya lo había advertido y lo cumplió. La futbolista española Paula Dapena, nacida en Pontevedra, se negó a cumplir con el minuto de silencio en homenaje al fallecido Diego Armando Maradona, que fue ordenado por la Real Federación Española de Fútbol. Su imagen está dando la vuelta al mundo.

El partido entre su equipo Viajes Interrias FF y el Deportivo Abanca estaba por iniciar y, a pesar de que era un amistoso, los organizadores del encuentro tenían que cumplir con el comunicado de la RFEF. El árbitro pitó para dar inicio el momento que a muchos los llena de nostalgia, mientras que Dapena se sentó y dio la espalda al sector principal del estadio de la Ciudad Deportiva de Abegondo.

“Dije que me negaba a guardar ese minuto de silencio por un violador, pedófilo, putero y maltratador y, que, si tenía que sentarme en el suelo y dar la espalda, pues lo hacía”, declaró Dapena al portal de su ciudad natal Pontevedraviva.com.

Maradona falleció el 25 de noviembre, a sus 60 años, en la misma jornada en la que se recordó el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y un día antes de que Dapena cumpliera 24 años. “Por las víctimas no se guardó un minuto silencio; entonces, obviamente, no estoy dispuesta a guardar un minuto silencio por un maltratador y no por las víctimas”, expresó la jugadora.

Dapena, que es compañera de club de la boliviana Paola Guzmán, reconoció las cualidades de Maradona en las canchas, pero recordó que primero se es persona, antes que futbolista. “Todas las atrocidades que ha cometido fuera del campo no se le pueden perdonar”, remarcó la deportista.

Su conjunto, que compite en la Primera Nacional, perdió por 10-0 en el encuentro de preparación. Los torneos femeninos de España entraron en receso porque la selección absoluta tenía que cumplir con el calendario de la Eurocopa Femenina. El viernes goleó a Moldavia por 10-0.

Comentarios