Escucha esta nota aquí

"A ella también le gustaba el fútbol, la pasión que tengo es por ella, lo llevo en la sangre", expresó Joisi Frida Prado Cuéllar (17 años), una de las volantes de contención de la selección boliviana sub-19 refiriéndose a su madre que falleció cuando ella tenía 9 años. Nació en Pando, pero representa al club Real Hassan de Beni ya que creció en el departamento vecino.

Joisi inició jugando futsal en la localidad Nacebe y en sus constantes traslados a Beni fue adquiriendo habilidades en el fútbol. Su profesor 'Lucho', como lo recuerda, fue quien le enseñó los movimientos básicos que se realizan en el balompié.

Tiene cinco hermanos, Maritza, la mayor, fue la que tuvo que asumir el rol de 'jefa de familia' y se dedicó a la crianza de sus familiares. "Estoy muy agradecida con ella porque, si no fuera por su trabajo nada fuera igual", dice Joisi satisfecha por haber tenido el respaldo de una de las personas más importante de su vida.

La primera de muchas

Joisi fue llamada por primera vez a la selección boliviana, esta vez a la sub-19, pero su deseo es formar parte de la absoluta. Además, quiere jugar a escala profesional. "Es lo que quisiera", dice la mediocampista que fue convocada por Napoleón Cardozo para el torneo Cotif que se disputa en La Alcudia (España).

"Duele no tener a mi mamá en estos momentos", dijo Joisi con la voz entrecortada, pero intenta consolarse. "Sé que me apoya desde el cielo", afirma convencida de que Eva la ilumina en trabajo diario.

Comentarios