Escucha esta nota aquí

La Federación Inglesa de fútbol anunció que se han vendido las 90.000 entradas para el partido amistoso que las selecciones femeninas de Inglaterra y Alemania disputarán el próximo 4 de noviembre en el estadio de Wembley.

Esta cifra se acercará mucho al récord de asistencia a un partido femenino de fútbol que ostenta la final del Mundial de 1999 que disputaron Estados Unidos y China en el mítico Rose Bowl de Los Angeles ante 90.125 espectadores.

El récord precedente en Inglaterra está en 80.023 asistentes a la final olímpica entre Estados Unidos y Japón en Wembley en 2012.