Escucha esta nota aquí

El defensor brasileño Alex da Silva recibió el martes sus papeles de naturalización, lo que permitirá a Wilstermann tener un cupo libre de extranjero para el torneo Clausura, que iniciará en julio. El libro de pases en el fútbol boliviano estará abierto del 2 al 29 de julio.

 

El artículo 12 del reglamento del campeonato establece: “Si un jugador extranjero obtuviera su naturalización durante la realización del Campeonato oficial, esa calidad será reconocida a partir de la presentación ante la FBF, de la documentación que acredite este extremo y de la cédula de identidad del Estado Plurinacional de Bolivia, para que se le sustituya el carnet de actuación respectivo por el de boliviano naturalizado, a objeto de que sea susceptible su convocatoria a la selección boliviana”.

El ex campeón con la selección brasileña en la Copa América de Venezuela 2007, se enamoró de Cochabamba, donde radica desde su llegada al plantel aviador en 2017. Da Silva también es pastor en una congregación evangélica en el valle.

Se ha convertido en uno de los referentes de Wilstermann y en el siguiente semestre jugará como naturalizado, aunque la normativa de la FBF establece que dentro la cancha seguirá siendo considerado como extranjero.

La naturalización de Da Silva da opciones a la dirigencia para reforzar el plantel con un jugador extranjero para algún puesto en defensa, mediocampo o el ataque. El equipo aviador cuenta en su plantilla con los extranjeros Arnaldo Giménez, José Ariel Núñez (ambos paraguayos), Cristian Chávez (argentino), Serginho y Lucas de Souza (los dos brasileños).