Escucha esta nota aquí

Una vez más el delantero de Blooming Alexis Blanco respondió a la confianza que le dio Erwin Sánchez, ante la ausencia de Rafael Barros por lesión. El argentino marcó el gol de la victoria frente a The Strongest y demostró una vez más que le gusta aparecer cuando el desafío es mayor, ya que tampoco estaba en la ofensiva el brasileño Rafinha.

Blanco puso en aprietos en varias oportunidades a la defensa atigrada y se llevó los aplausos de los hinchas porque sus arremetidos no quedaron ahí, sino que convirtió el único tanto del partido de forma sorpresiva. Fue un gol raro, casi de taquito, pero lo importante es que marcó para que la academia se lleve las tres unidades.

Lo que hizo Blanco en el Tahuichi es solo una muestra de su capacidad goleadora, ya que en otras oportunidades realizó una trabajo similar, ahí estuvo, como a finales de febrero frente a Real Potosí (marcó un triplete) o como en el penúltimo partido por el torneo Apertura ante Wilstermann (anotó un póker).

El rendimiento de Blanco deja tranquilo a Sánchez porque lo tendrá que alinear por lo menos hasta al 4 de agosto, pues Rafael Barros se recuperará en ese tiempo, aproximadamente, de un esguince en la rodilla izquierda.

Comentarios