Escucha esta nota aquí

Wilstermann abre el marcador en el partido en virtud a la presión ofensiva que ejerció sobre la defensa de Paranaense. Gilbert Álvarez cerró a los 9 minutos un primer ciclo de gran juego del cuadro aviador, que antes de esta conquista había generado cuatro llegadas claras sobre el arco del cuadro brasileño.

Las salidas por derecho de Orfano, que esta vez jugó de lateral, fue importante para que Patricio Rodríguez, el único de los refuerzos que fichó Wilstermann para esta etapa de la Copa, empiece a mostrarse en el medio.

La dinámica del volante argentino incidió el buen juego colectivo de los cochabambinos, aunque la jugada de gol nació de un pase preciso de Cristian ‘Pochi’ Chávez a espaldas de los centrales de Paranaense.

Álvarez recibió solo y con un recurso técnico amagó al portero, que le salió para achicar, y definió a placer. Gran definición, que pone al dueño de casa en ventaja y con lo respalda siendo superior a la visita.