Escucha esta nota aquí

Un día después del empate entre Bolívar y Always Ready (0-0), el árbitro del partido Ivo Méndez admitió que cometió un error al no cobrar un penal a favor de la academia. Además, pidió al delantero Marcos Riquelme que muestre pruebas de la supuesta explicación suya sobre la acción en el terreno de juego.

“Lamentablemente, tengo que admitir que cometí un error de apreciación en esa jugada”, dijo Méndez a Tigo Sports, la tarde de este lunes. Asimismo, explicó que estaba lejos de la acción y que dos futbolistas –uno de cada equipo- le obstruyeron la visual. “Ese gol pudo o no haber cambiado la historia, pero el partido terminó 0-0”, agregó.

Sobre el minuto 72 del encuentro, Nelson Cabrera le cometió una falta dentro del área a Riquelme, cuando el argentino buscaba su mejor perfil para rematar hacia el arco de Carlos Lampe. El defensor le cruzó la pierna al delantero, que cayó tras el golpe.

Pruebas

En la conferencia de prensa virtual de Riquelme, después del encuentro, reveló que Méndez se descargó en la cancha: “El árbitro nos dijo que si cobraba el penal, lo sancionarían por un año”. Por ese motivo el presidente de su club, Marcelo Claure, presentó una denuncia en contra del juez ante la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Méndez, en la misma entrevista, demandó que Riquelme demuestre el momento en el que, supuestamente, se acercó a hablar con él. “No acostumbro dar explicaciones a los jugadores, las únicas dos veces que hablé con él fue  sobre el minuto de hidratación y cuando me preguntó cuántos minutos iba a adicionar”, manifestó.

Según el colegiado, la acusación de Riquelme solo pone en “tela de juicio” su trabajo y el de sus colegas de todo el país. “Si tiene pruebas, que las muestre, caso contrario veremos qué acciones tomar”, subrayó.

Comentarios