Escucha esta nota aquí

Las charlas virtuales se han convertido hoy en una buena opción para compartir con amigos y compañeros de trabajo. Es lo que ocurrió el jueves por la noche con arqueros nacionales, quienes durante aproximadamente una hora compartieron anécdotas y experiencias, gratas e ingratas, que viven desde sus equipos.

La iniciativa fue del periodista Alan Sandoval quien, además, invitó a dos entrenadores de arqueros muy conocidos en el ambiente futbolero: Nery Quintana y Jorge Landívar.

Javier Rojas (Bolívar), Jimmy Roca (Nacional Potosí), José Peñarrieta (Blooming), Pedro Galindo (Always Ready) y Luis Fernando Cárdenas (Nacional Potosí) fueron los protagonistas.

La ocasión dio para saber, por ejemplo, que Peñarrieta es un ‘pone apodos’ entre sus colegas y contó que esto lo sufrió Roca, cuando fue compañero en The Strongest.

Nery Quintana, que trabajó con la mayoría de ellos, destacó el esfuerzo que hicieron cada uno de ellos para llegar al fútbol profesional, tomando en cuenta que se trata de un puesto ingrato, ya que se puede pasar en cuestión de minutos de héroe a villano.

Relató que un error en su carrera, cuando era arquero de Metalsan de Cochabamba, provocó que no llegue bien preparado a un partido que fue causa de una derrota.

“En Metalsan fui figura en un partido ante Blooming y en el próximo fui un desastre porque creí que ya lo  había ganado todo. No me preparé con la misma motivación”, dijo para hacerles entender a sus exdirigidos que el trabajo disciplinado debe ser permanente y que la perseverancia lleva al éxito, tal como lo consiguieron Rojas y Roca, que debieron sacrificarse mucho para llegar donde están hoy en sus respectivas carreras.

Las goleadas recibidas también estuvieron a la orden del día. “Los cinco goles que me hicieron ante Oriente fue el peor partido de mi carrera”, dijo Galindo y Cárdenas recordó los cinco goles que le hizo Callejón en un partido que Bolívar goleó a Guabirá el año pasado.