Escucha esta nota aquí

(Incluye video) Como es habitual desde la primera fecha de las eliminatorias sudamericanas, y para evitar susceptibilidades, la Conmebol publica las situaciones clave en las que intervino el VAR. Lo hizo con el penal que provocó Ronny Montero, en contra de Bolivia, y el gol que le anuló a Gustavo Gómez, a favor de Paraguay. El partido terminó 2-2.

“No señor, vamos arriba”, le dijo el árbitro central del partido, Alexis Herrera, a Gómez que se dejó caer después de que Montero le estiró la camiseta. “Apenas siente el contacto se deja caer”, reflexiona el juez al resto de sus colegas. Mientras que el responsable del VAR, Nicolás Gallo, le sugiere que haga la señal de que acudiría a la tecnología, pues Montero había sujetado a su rival.

Después, Herrera se acerca a la pantalla  instalada a un costado de la cancha y confirma la falta. “Hay sujeción. Penal sin tarjeta amarilla”, remarcó y lo cobró. La pena máxima fue ejecutada con gol por Ángel Romero. Fue en el minuto 15 de encuentro.

La otra jugada consultada fue en el gol que le anularon a la Albirroja, durante el minuto 66. Primero el juez de línea, Tulio Moreno, exclamó “todo limpio”, pero Gallo revisó la jugada para corroborar lo que le informó su colega. Se percató de que Gómez estaba unos centímetros adelantado cuando parte el balón desde el tiro libre. El tanto quedó anulado y el marcador estaba a favor de la Verde (1-2), minutos después Alejandro Romero anotó la paridad (2-2).

Otras dos situaciones

La Conmebol no publicó las otras dos intervenciones de la tecnología. La tercera consulta que realizaron fue por la falta de Óscar Ribera, en contra de un rival en el ingreso al área (85’). Fue sancionado con tarjeta amarilla y un tiro libre. Descartaron el penal.

En los minutos de adición, Herrera mostró tarjeta roja a Erwin Saavedra y a Matías Rojas porque se fueron a los empujones. Revisó el VAR, las anuló y solo les mostró la amarilla.