Escucha esta nota aquí

Aurora estuvo a punto de conseguir el triunfo de la fecha en el Hernando Siles. Lo ganaba en dos ocasiones, pero no supo mantener su ventaja y acabó empatando 2-2 ante un deslucido The Strongest. Gran actuación del arquero Agustín Cousillas que fue clave en momentos tensos, mostrándose seguro en los remates de larga distancia y con el balón en su área.

Se paró bien atrás la visita con Marotta y Rivero e intentó achicar espacios desde el medio con Amilcar Sánchez. No fue fácil, porque el Tigre arrancó bien, presionando por derecha con Valverde y manejando los hilos desde el medio con Ramiro Vaca. Pero al Tigre le faltaba ser más incisivo y sus arremetidas se terminaron diluyendo cuando Rivero o Marotta, despejaron.

Es más, a los 18’ llegó la primera sorpresa de la tarde ya que en el momento menos esperado,  Edwin Rivera sacó un zurdazo que sorprendió al arquero Daniel Vaca, para marcar el 0-1. Balde de agua fría para los hinchas del Tigre porque en su segunda arremetida Aurora se ponía en ventaja. Pero el Tigre se volcó con todo y a los 28’ con un cabezazo de Jair Reinoso, puso el 1-1.

El duelo subía de nivel en el Siles y pese a que The Strongest insistió con el desnivel, las manos de Cousillas tras los disparos de Veizaga y Vaca, y el palo horizontal, tras otro remate de Castro, lo impedían. Con el 1-1 se fueron al descanso. En el complemento los de Mauricio Soria casi logran el segundo con arremetida de Marvin Bejarano, pero el zurdo le pegó cruzado.

Aurora se aferraba atrás, con Rivero gritando a diestra y siniestra y con Darwin Ríos (que ingresó por Álvarez) presionando a los defensores. Y en un contragolpe generado por Parrado, Jaime Villamil (61’) sorprendió con otro zapatazo a Vaca para poner el 1-2 para la visita. Era la gran sorpresa pero había mucho partido. El Tigre, herido, se volvió a volcar en ataque.

Y a los 70’ ya con Moisés Calero en cancha, logró la igualdad (2-2). De ahí hasta el final del partido el atigrado presionó, estuvo muy cerca del tercero, pero no acertó. Aurora se defendió con uñas y dientes y utilizó a Huayhuata y a Sánchez, como las vías de escape para que Ríos en ofensiva buscara la hazaña. No se dio, pero al menos los celestes se fueron con un punto.

Detalles aquí: