Escucha esta nota aquí

Bahia apartó este lunes al mediocampista colombiano Juan Pablo Ramírez, señalado de racismo contra el volante Gerson del Flamengo durante un cotejo del Brasileirao el domingo, cargos que el futbolista niega, informó el equipo.

"El club entiende (...) que es indispensable, imprescindible y fundamental que la voz de la víctima sea preponderante en casos de esta naturaleza. Por eso, decidió apartar inmediatamente al jugador de las actividades del equipo hasta que concluya la investigación" interna sobre el caso, indicó el tricolor baiano en un comunicado.

Ramírez, de 23 años, fue acusado por el mediocampista del 'Fla' Gerson de gritarle "cállate la boca, negro" durante el electrizante partido del domingo, en el que Flamengo venció 4-3 a Bahia en el Maracaná.

La denuncia de Gerson, también de 23 años, provocó una cascada de rechazos por parte de los clubes brasileños contra el presunto caso de discriminación racial. 

"El atleta 'Indio' Ramírez niega vehementemente la acusación y se le está dando la oportunidad de defenderse de algo tan grave", agregó el boletín del once de la ciudad de Salvador (noreste).

Terminado el encuentro, Bahia anunció la apertura de una investigación tras la cual, aseguró, tomará una posición "sobre la grave acusación de racismo" que involucra a Ramírez, quien se unió al equipo el pasado 9 de noviembre procedente del Atlético Nacional de Medellín.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) solicitó la noche del domingo a la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia Deportiva, que castiga conductas contrarias a la ética o disciplina deportivas, la "apertura inmediata" de una indagación contra la "denuncia de racismo".

Los actos de racismo en Brasil, donde casi 55% se declara negra o mulata, son pasibles de uno a tres años de prisión o de multas.

Comentarios