Escucha esta nota aquí

Por: Chino Tapia

A mediados de siglo XX en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, todo era demasiado artesanal, la radio también.

La única emisora era “Electra”, pero la influencia de la política llevó a que sea clausurada el 1952. Muy poco se podía hacer para desarrollar este oficio.

Cuatro años más tarde nacía radio Grigotá, bajo la iniciativa de don Daniel Arteaga (+), en lo que sería la cuna de grandes locutores y programas. Todo bajo la guía de don Daniel.

De esos entusiastas adolescentes surgió un muchacho del barrio La Codiciada que le tomó interés al micrófono sin imaginarse que le esperaba toda una vida ligada a la radio. Era Bernardo Silva Serrano, de apenas 15 años.

El apego a los micrófonos tuvo lugar en radio Electra, cuando participó en un concurso llamado “El por qué”, que ganó llevándose el premio mayor: embutidos de Industria El Prado.

En la Grigotá, Bernardo comenzó haciendo de todo, desde ayudar a poner algunos armarios, barrer, acomodar los discos. Hacía lo que le gustaba, pero no ganaba sueldo, y estudiaba. Para él, la mayor satisfacción era estar en la radio, aprendiendo de los que sabían del oficio, como Carlos Durán y Juan Contreras, o el argentino Atilio Crotta, quien era un exiliado político, de muy buena verba.

En la Grigotá había un salón auditorio por el que pasaban las “estrellas”musicales del momento, como Gladys Moreno y Carlos Suárez (hoy Juan de América). En 1957, Bernardo participó de un concurso de locutores, y les ganó a voces calificadas como Erwin Saucedo (hoy médico y político), Ana María Gutiérrez y Blanca Montero. En 1959 emigró a radio Amboró, invitado por locutores de marca mayor: Aristóteles Martínez y Jorge Mendoza. Fue entonces que el joven Bernardo de 18 años comenzó a escribir su nombre en lo que él mismo llama “la década de oro de la Amboró” porque marcó época con una programación variada que cautivó a los oyentes con noticias y entretenimiento, bajo la dirección del Prof. Noel Alderete (+), luego Aristóteles Martínez y Alfonso Rojas Moncayo.

En Amboró, Bernardo Silva ya fue gran protagonista al estelarizar exitosos programas de radioteatro como “La tremenda corte”, “El padre Nicolino”, “Mondonguín” y “Los atravesados”, entre otros. Era sátira política dura con locutores de primera, entre los que se pueden citar a Rómer Osuna (+). Hugo Heredia (hoy reconocido médico proctólogo), Eulalio Moreno (Camba Pechí), Wálter Rocabado y Daly Tarabillo.

Hasta inicios de los ‘60, Bernardo Silva era un locutor polifacético, pero entonces, ¿cuándo nació el gran relator de fútbol? En 1962, en el informativo de Amboró se crea el segmento deportivo, el cual fue conducido por el joven de 21 año Bernardo Silva.

Por entonces, Bernardo hacía de puesto de campo del programa Ecos del Deporte dirigido por Wally Aparicio. Fue otro tiempo de aprendizaje para lo que se vendría. En1965 Silva crea su propio programa, lo llamó Sucesos del Deporte, tal cual se mantiene hasta la fecha.

En esos inicios de relator estuvo acompañado por Humberto Hurtado (Palito), Edgar Durán en los comentarios, Delfo Limpias, Enrique Durán, Ignacio Zeballos y Wálter Rocabado en la voz comercial, función que luego cumpliría Ignacio Vargas (Chongo) por 37 años consecutivos.

Con el éxito del programa ganado, Bernardo Silva retorna en 1971 a su primer amor: radio Grigotá que tenía una potente onda corta. Luego cambiaría de emisora, a Oriental donde permanece en la actualidad, con la popularidad y llegada de siempre a la masiva audiencia.

No todo es radio, encabezó también su programa en la televisión en canales como la Red Uno, Televisión Universitaria y Red Universo canal 5 en señal abierta, ocupado hoy por la red ATB.

La claridad de su relato, su potencia e inconfundible timbre de voz, además de la gran trayectoria que se le reconoce, lo ha hecho merecedor de todas las distinciones que las principales instituciones públicas y privadas otorgan a los más grandes del periodismo boliviano. Sería muy largo enumerar todos esos reconocimientos.

Hablar hoy de Bernardo Silva Serrano (de casi 80 años de edad) es referirse a un periodista de reconocida e intachable carrera de 56 años con Sucesos del Deporte y con 64 años de locución ininterrumpida.

Comentarios