Escucha esta nota aquí

Regocijo en Argentina por la recuperación del exseleccionador y excampeón del mundo en México 1986, Carlos Salvador Bilardo, que fue dado de alta después superar complicaciones por su operación debido a que tenía sangre y pus en el cerebro producto del síndrome de Hakim-Adamos (hidrocefalia).

El entrenador que llevó dos veces de copas mundiales a la albiceleste (México 1986 e Italia 1990), dejó las instalaciones del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT) donde fue tratado en un estado preocupante. Bilardo continuará su vida en un geriátrico, una clínica especializada, para ser monitoreado por profesionales.

Hakim-Adamos, es una enfermedad neurológica que le provoca problemas para caminar, cambios contantes de humor, síntomas seniles y aislamiento. Muchos hinchas y jugadores le mandaron sus mensajes de apoyo a través de las redes sociales con el #FuerzaBilardo, que fue tendencia según menciona el diario Olé.

"Hoy vi algo impresionante. Carlos estaba inconsciente y vino Pachamé, lo agarró de la mano y Carlos respondió. Ahí me di cuenta lo que es la amistad", comentó Jorge, el hermano de Carlos, a medios argentinos.

En 2018, Bilardo fue operado y se encontraba en proceso de recuperación de la enfermedad que lo tiene complicado.

Comentarios