Escucha esta nota aquí

El dirigente de la Federación Boliviana de Fútbol, Robert Blanco, aseguró a DIEZ que no se presentará a la reunión del comité ejecutivo que se llevará a cabo este viernes (15:00). La convocatoria la realizó Marcos Rodríguez, presidente en ejercicio de la FBF, confirmado por el comité ejecutivo.

“No voy a asistir porque es una reunión convocada por Marcos Rodríguez, que está usurpando funciones”, afirmó Blanco, que está a la espera de que la FIFA, Conmebol y el comité ejecutivo respondan las consultas que realizó. 

El dirigente asegura que le corresponde mandar en el fútbol nacional tras el deceso del presidente César Salinas por Covid 19.

Blanco espera recibir hasta el lunes alguna respuesta a su demanda, mientras sigue analizando si presentará un Amparo Constitucional. “Estoy en eso, voy a esperar hasta el lunes para ver si responden la Conmebol y FIFA o me llega alguna información también del comité ejecutivo”, explicó.

Según Blanco, ha conversado con 11 clubes sobre la situación de la FBF, pero la preocupación mayor son los derechos de TV. “Les he querido hacer entender que ese es otro tema. Lo que se está buscando es la institucionalidad y la legalidad”, dijo.

Wilstermann, Oriente Petrolero, Bolívar, Royal Pari, Blooming y Guabirá han manifestado públicamente que reconocen a Blanco como la máxima autoridad de la federación.

¿Qué pasa? Blanco considera que el cargo le corresponde porque, junto al resto del comité ejecutivo actual, fue elegido con el Estatuto de 2017. Según esa norma, es el primer vicepresidente de la FBF y debería asumir el cargo por sucesión, ante el fallecimiento de Salinas.

Mientras, el comité ejecutivo confirmó a Rodríguez como el reemplazante de Salinas, de acuerdo a los artículos 25 (numeral 1 y numeral 3 (inciso b), del 31, del 32 (numeral 9), del 37 (numeral 6) del Estatuto de la FBF, modificado en 2019. Además, se apoyan en el  artículo 27 del Reglamento.