Escucha esta nota aquí

De épico se puede catalogar el triunfo que logró Blooming este miércoles por la noche ante The Strongest, el líder del Campeonato. La academia cruceña, que venía de perder el clásico cruceño, demostró un espíritu combatido notable para superar al Tigre por 2-0 en el  estadio Tahuichi.

Cayó el único invicto en la fecha 10 del torneo con la victoria del equipo que dirige Eduardo Villegas, que no dio respiro a los atigrados en este enfrentamiento.

Samuel Garzón (38’) y Rafinha (40’) fueron los autores de las conquistas del representativo cruceño.

Blooming fue ofensivo de entrada. Le jugó de igual a igual al puntero. La presencia del joven volante Pablo Luján en el medio campo sorprendió, porque se esperaba que Villegas mantenga entre los titulares a Kevin Farell o Joselito Vaca en la zona de creación.

La variante no desentonó porque se asoció bien a Samuel Garzón, que fue el único hombre en ataque y que reemplazó muy bien a Ricardo Pedriel, titular en el clásico cruceño.

Otra novedad fue el retorno de Rafinha, que no pudo estar ante Oriente en la fecha pasada porque no pudo recuperarse de una lesión.

The Strongest se vio sorprendido por el joven equipo celeste, cuya misión fue presionar desde el primer minuto, especialmente en ataque, cuando el Tigre salía desde su zona.

La tarea de Julio César Pérez nuevamente fue vital porque apoyó en defensa y también lo hizo en ataque cuando tuvo espacio para hacerlo.

Del lateral volante nació el primer gol, pues un remate suyo tocó a un defensor atigrado, por lo que la pelota terminó en Garzón que de cara al arco definió bien a los 38’. 

Dos minutos después se hizo presente Rafinha en el gol en una jugada que empezó Pérez por izquierda y su socio, Santos Navarro, fue el que ejecutó el pase al brasileño, que fue otro guerrero más para apoyar en el ataque y en la defensa.

Con esta victoria transitoria se fueron ambos equipos al descanso. La expectativa por lo que podía pasar en el complemento fue grande, tomando en cuenta que el resultado mismo sorprendía, por el rendimiento del dueño de casa, plagado por varios jugadores jóvenes y de la cantera.

The Strongest intentó el descuento. La labor de Willie Barbosa y Jair Reinoso resaltó sobre el resto porque fueron los que asomaron en varias ocasiones el área enemiga y estuvieron cerca del gol.

No pudieron, pese a la lucha, porque se toparon con una férrea defensa donde Cabrera y Rioja tuvieron una notable tarea.

Blooming hizo un gran esfuerzo para mantener el resultado a su favor durante toda la segunda parte. Combatió en todos los frentes. Además, como si se tratatara de un batalla la entrega fue de todos, incluído el portero Braulio Uraezaña, que ahogó en un par de oportunidades el grito de gol de los aurinegros.

Por eso al final la celebración de los jugadores con la hinchada celeste fue otro espectáculo. Necesitaban ambos de la victoria para volver a soñar en un mejor futuro en el presente campeonato.


Comentarios