Escucha esta nota aquí

Blooming sigue vendiendo y perdiendo sus joyas, pero continúa en una crisis económica que parece no tener solución.

César Menacho y José Vargas son los últimos en irse, y José Carrasco está a punto de salir, de una lista de nueve futbolistas.

Casi todos ellos valiosos jugadores de su cantera, o valores que acabó de formarlos en sus filas. ¿Cuánto ganó? A ojo de buen cubero, recaudó alrededor de un millón de dólares. Como para no penar económicamente y pagarle todo el año a sus jugadores, cosa que no ocurre.

¿Cuánto perdió? Perdió otro tanto, porque algunos canteranos se fueron gratis, por error, omisión o descuido de los dirigentes.

Leo Vaca. La directiva se atrasó en negociar el contrato. Después el jugador no aceptó prolongarlo y optó por irse sin dejar un peso en las arcas. Hoy juega en Bolívar.

Rubén Cordano. El arquero actuó de manera parecida. Argumentó que Blooming lo quería presionar para extender el contrato. Quedó en libertad de acción. Acaba de firmar para Always Ready sin dejar un centavo en caja.

José Sagredo. El lateral fue transferido a The Strongest por un monto que no dio a conocer.

Paúl Arano. Cedido a Wilstermann a principios de año. Fue un buen negocio, porque recibió dinero y regresará a la academia a mediano plazo.

Alex Arano, hermano de Paúl. Tampoco quiso renovar contrato. The Strongest le hizo una mejor oferta y se fue, gratis.

Roberto Fernández. Transferido al Leonesa de España. Hoy en Bolívar. Blooming recibió cerca de medio millón de dólares, 400 mil del Leonesa y un monto menor del club paceño.

César Menacho pasó a Bolívar en 250 mil dólares. Y José María Carrasco seguiría sus pasos aunque también lo pretenden Always Ready y The Strongest. José Vargas quedó libre.

Al final, no sabe para quien trabaja Blooming. Se queda sin lo mejor y no soluciona sus problemas.

Comentarios