Escucha esta nota aquí

Los jugadores de Blooming decidieron ingresar en paro el domingo y la medida se mantiene, porque el plantel reclama el pago de al menos un sueldo de los cuatro que se les adeuda para retornar a los entrenamientos. No cobraron aún los sueldos de agosto, septiembre, octubre y noviembre, además de que a algunos se les debe también un porcentaje de julio.

Los futbolistas de la academia cruceña se aproximaron por la secretaria del club, este martes, pero no tuvieron ninguna respuesta favorable y por lo tanto la medida se mantiene, por lo menos es lo que se conoció hasta el cierre de esta edición.

La decisión de los jugadores es no entrenarse mientras no aparezca el dinero, pero confirmaron que se presentarán a los partidos oficiales con el fin de no perjudicar a la institución ni el desarrollo del campeonato. Así ya lo hicieron el lunes cuando jugaron contra Municipal Vinto y lograron un valioso triunfo por 3-1.

La dirigencia realiza gestiones y busca recursos para solucionar el conflicto económico con el fin de que el equipo vuelva a trabajar con normalidad.

En el plano estrictamente deportivo, Blooming visitará el jueves a Bolívar por la fecha 20. Es poco probable que el DT Gabriel Schürrer pueda contar con el uruguayo Fernando Arismendi, el argentino Gustavo Fernández y el nacional Clody Menacho, quienes han sido baja obligada en los últimos partidos debido a que dieron positivo a la prueba de coronavirus.

El que podrá estar desde el vamos, si es que el entrenador lo dispone, es el brasileño Rafinha, que reapareció en el segundo tiempo del cotejo ante Municipal Vinto luego de superar el Covid-19.

Comentarios