Escucha esta nota aquí

Blooming iniciará gestiones para que el entrenador de Wilstermann, Sergio Migliaccio, sea sancionado por haber provocado a los hinchas celestes en el encuentro que terminó 2-2 en el estadio Tahuichi Aguilera.

Según evidencian las imágenes de la televisión y de teléfonos celulares de quienes asistieron al encuentro, tras el pitazo final, el uruguayo Migliaccio provocó a la hinchada celeste haciendo ademanes con los pulgares de sus manos hacia abajo, insinuando que se van al descenso, a propósito de la comprometida situación de la Academia con el indirecto.

“Toda acción lleva a una reacción y si bien el resultado (2-2) no acompañó ocasionando el malestar de la hinchada, lo reprochable son los gestos del director técnico de Wilstermann, provocando este tipo de desbande, el cual pudo ser mayor porque él (Migliaccio) comenzó en la zona de preferencia y terminó en el lado de nuestra curva”, expresó Sebastián Peña, presidente de Blooming, añadiendo que se buscará un castigo para Sergio Migliaccio en las instancias correspondientes.

En su defensa, el DT dijo que su intención no fue dar a entender que la academia cruceña se iba al descenso, sino fue una reacción espontánea para desaprobar lo que sufrió el plantel aviador de parte de los seguidores celestes durante todo el partido.

“En mi país (Uruguay) mostrar el pulgar arriba significa que está todo bien y hacerlo al revés es que esta todo mal; esto último quise decir porque nos habían tratado muy mal durante el partido. De todas formas, pido disculpas de corazón porque quizás no fue en el momento justo por la situación que está viviendo el club”, expresó Migliaccio.



Comentarios