Escucha esta nota aquí

Juan Jordán y Rafael Paz, presidentes de Blooming y Guabirá, respectivamente, consideran que la dirigencia ‘ilegal’ que maneja ahora la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) están atentando contra los intereses de la mayoría de los clubes al anunciar que propondrán al Gobierno nacional que la temporada 2020 se reanude el 21 o 25 de octubre próximo.

“Esta dirigencia nefasta, que está en este momento al frente de la Federación de manera ilegal, siempre está en la maniobra e intentando sacar ventajas para algunos actores del fútbol profesional”, dijo el titular celeste.

Según Jordán, la competencia debió reanudarse a puertas cerradas a mediados de julio y eso implicaba que los entrenamientos comiencen en junio. De esa manera,  Blooming sostiene que se pudo haber jugado las restantes 14 fechas del torneo Apertura y disponer del tiempo necesario para disputar las 26 fechas del Clausura.

“Pero como siempre, parece a propósito que quieren que seamos los últimos en todo. Esperemos que la próxima semana, cuando tengamos un presidente de la Federación en legalidad, se pueda revisar esta determinación y comenzar el campeonato el 21 de septiembre  y repartir los premios en competición de manera justa”, acotó Jordán.

Rafael Paz calificó de desubicadas las decisiones que se tomaron en la FBF sobre la fecha del reinicio de la temporada y coincidió en que el torneo debe jugarse desde septiembre.

“Es una barbaridad. No quieren que haya fútbol este año. Es una pena lo que está pasando en la Federación. No consultan a los clubes que somos los principales interesados. Pero no lo van a lograr. Haremos una representación legal, porque consideramos que las condiciones están dadas para empezar a jugar”, dijo Paz afirmando que Oriente Petrolero, Blooming, Royal Pari, Wilstermann y Bolívar tampoco están de acuerdo con el anuncio que hizo este miércoles la FBF. (12 AG. 2020)