Escucha esta nota aquí

Mediante un comunicado público, el club Bolívar denunció este jueves que el dirigente pandino Marco Rodríguez vulneró el protocolo de bioseguridad que se implementó el miércoles para el partido entre la academia paceña y Palmeiras de Brasil, por Copa Libertadores, al querer ingresar al estadio Hernando Siles sin la acreditación correspondiente de parte de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Dado el riesgo que esto implicaba al operativo que se había desplegado, el club aclara que se le negó el ingreso a Rodríguez, una acompañante y un funcionario de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Rodríguez tuvo el miércoles el respaldo del congreso extraordinario que fue convocado por cuatro miembros del comité ejecutivo de la FBF para que asumiera la presidencia del ente matriz del balompié nacional.

“Este tipo de acciones atentan contra la salud de todos los presentes en el estadio. Asimismo, el club Bolívar bajo ningún caso violará el Protocolo de Operaciones precautelando la salud de toda su delegación, más aún cuando el club Bolívar está llevando a cabo un encapsulamiento desde el 31 de julio de 2020, tomando todas las acciones de seguridad requeridas por Conmebol. Por lo tanto, el club Bolívar anuncia que se tomarán acciones legales pertinentes”, dice la parte final del referido comunicado.

Sobre el tema, Rodríguez explicó que un funcionario de Bolívar no le permitió ingresar al estadio,

“Tenía un pase de Conmebol, pero no quisieron dar curso; ya comunicamos a la Conmebol. No me preocupa, mi intención era apoyar al equipo boliviano, pero se dio así. Yo no tengo enemigos, intento hacer las cosas de la mejor manera posible. Es irrelevante porque igual vi el partido en el hotel, igual alenté a Bolívar. Es un tema de ellos, no es importante para mí”, dijo el dirigente federativo.