Escucha esta nota aquí

Bolívar derrotó con su plantel alterno a Sport Boys (1-2) en tiempo de adición para sumar 57 puntos, lejos de todo peligro ante un posible fallo en contra del Tribunal Superior de Disciplina Deportiva de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) por el caso Thomaz Santos. El partido se jugó la tarde de este jueves en Warnes.

Frente a la amenaza de perder tres puntos en mesa, la Academia paceña estaba con la urgencia de vencer al ‘Toro’ en el estadio Samuel Vaca Jiménez, donde viajó con un elenco mermado por las lesiones y sanciones. Ante esa situación, el entrenador César Vigevani recurrió a los juveniles y a algunos que alternaron en el equipo titular (el único indiscutible fue el arquero Saidt Mustafá) para cerrar un gran torneo en suelo warneño.

El primer tiempo terminó (1-0) a favor de los azules después de un error de Mauricio Prieto, que envió la pelota contra su propio arco en su intento por ceder un pase a Mustafá, a los 34 minutos. Un centro al área chica, de Santos Navarro, que no parecía representar ningún problema se volvió complicado para Prieto, que con un golpe de cabeza suave venció a su arquero.

El lance fue de trámite discreto, pero en el segundo tiempo se tornó tenso con el empate que llegó a través de un disparo de zurda de Hernán Rodríguez a los 50’ en una ofensiva manejada con criterio por los celestes.

El Toro, corriendo por salir del fondo de la tabla, mantuvo la visión de buscar el triunfo hasta el último instante. En el tramo final, un tiro de esquina llegó al área donde Luciano Nieto conectó de cabeza, pero encontró buena respuesta de Mustafá.

El contragolpe fue iniciado por Rodríguez enviando la pelota hacia su izquierda, donde Rivas avanzó hasta encontrar el momento oportuno para ceder un centro a la posición de Rodríguez, quien definió y salvó la tarde a los académicos a los 94’. Fue el 1-2 definitivo.

Segundos después el árbitro Javier Revollo (Oruro) dio por finalizado el encuentro. El Toro se marchó cabizbajo porque con 23 unidades comparte la penúltima casilla con Aurora, mientras los alternos de Bolívar se reunieron en el centro del campo para celebrar por el objetivo cumplido.